¿Por qué el golf se ha convertido en un deporte físico?

Deportes - Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Hasta hace una década, todos los físicos cohabitaban en la flor y nata del golf mundial: pequeños, grandes, flacos, fortachones...
Una heterogeneidad que mostraba la especificidad de este deporte, pero actualmente los tipos musculosos y fuertes se han adueñado del Top 10 mundial, cambiando las reglas de este juego.Solo hace falta echar un vistazo a la clasificación mundial para darse cuenta que entre los 10 primeros solo el italiano Francesco Molinari y el español Jon Rahm le dan menos importancia al aspecto físico.

El resto (Justin Thomas, Justin Rose, Rickie Fowler, Jordan Spieth...) no tiene ni un gramo de grasa visible, signo de una preparación minuciosa.Dos de los mejores jugadores del mundo en este momento, Dustin Johnson y Brooklin Koepka, son adeptos de los gimnasios y su físico no tiene nada que envidiar al de los jugadores de fútbol americano: grandes, potentes, forman parte de esa élite del golf capaz de enviar la bola a 350 yardas con el 'drive'. Una distancia que alcanzan muy pocos profesionales.