‘Calinga’ Romero histórico del fútbol guajiro en campeonatos nacionales

Deportes - Local
Tamaño Letra
  • Font Size
Para el año 1974, muchos jugadores de fútbol usaban afro, uniformes más cortos y ajustados, no pateaban con guayos coloridos y se destacaban aun en esos duros terrenos de arena abundante que no permitía el libre curso del balón.

En ese momento, Carlos ‘Calinga’ Romero Quintana brillaba como delantero de la Selección La Guajira en campeonatos nacionales; reconocido por su rapidez, su control del balón y su habilidad para encarar dos y tres defensas al tiempo, hasta clavar el balón en el ángulo de la portería contraria y celebrar alegremente con sus compañeros.

Hoy, Carlos Romero, con 64 años de edad, aun participa con frecuencia en encuentros futbolísticos de la categoría Senior Master, en la que juegan mayores de 50 años. Reconoce que su delgadez aun le permite ser un delantero rápido y no ha perdido mucho de su potencia para definir.

‘Calinga’, quien nació el 2 de marzo de 1954, empezó desde su infancia a practicar este deporte con la ayuda de policías comunitarios que se encargaban de entrenar a los menores en los barrios de Riohacha y transmitirle interés por el deporte.

“Ellos sacaban a los pelaos y organizaban torneos intercursos o interbarrios y luego, los que se destacaban, se llevaban a los entrenadores de las selecciones Riohacha, o La Guajira. Eso era en la época de primaria, ya en el bachillerato si entrenábamos con profesores de Educación Física, que en esa época no eran licenciados”, señaló.

Romero recuerda con claridad fechas, jugadas, torneos, compañeros de equipo destacadas por sus habilidades futbolísticas, mientras descansa en su casa, ubicada a orillas del Mar Caribe en Riohacha, en donde la intensa brisa intenta llevarse las fotos que registran los recuerdos deportivos de épocas pasadas.

Tras practicar fútbol en la primaria, pasó al Liceo Nacional Padilla, un memorable semillero de futbolistas sobresalientes. “Mi compañero Ignacio Escudero y yo pasamos a jugar en primera categoría, con jugadores ya de 20 años. El profesor Juan Palacios, en aquella época nos vio el talento y nos impulsó a seguir jugando”.

En aquel tiempo, el pueblo riohachero vivía con euforia los encuentros intercolegiados, donde se destacaba el Liceo Nacional Padilla y el colegio Divina Pastora. Se desarrollaban además, campeonatos intermunicipales, en los cuales, los representantes de cada municipio, eran los planteles que ganaban los campeonatos intercolegiados. Posteriormente, los jugadores destacados serían escogidos para conformar la selección La Guajira de fútbol.

Uno de los equipo que ha conformado en la búsqueda de jugadores que dejen en alto el nombre de La Guajira.

Romero fue escogido como jugador de la selección guajira en 17 ocasiones. Conoció muchas zonas de Colombia, donde veía el fuerte apoyo que se le daba al deporte. En esos campeonatos nacionales, recuerda que solo alzaron una vez el trofeo de campeones, porque los jugadores que representaban a Antioquia, Santander, Cundinamarca, entre otros arrasaban con las estructuras de juego de los guajiros y de otros equipos inferiores.

Paralelo con su carrera futbolística, a los 23 años decidió crear su escuela de fútbol, una academia que reunía niños y adolescentes en la cancha del barrio Coquivacoa, a la cual había que removerle grandes cantidades de arena de su superficie. ‘Calinga’ cuenta que tenía que llamar a los padres de familia para que con palas y una camioneta le ayudaran a adecuar el terreno.

Más Noticias de esta sección