“Vivo el día a día, Tokio está lejos y a la vez cerca”

Mosquera alcanzó un total de 301 kilos; 170 en envión y 131 en arranque. Foto/EFE

Deportes - Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Después de perderse los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro por lesión (ruptura de tendón en su rodilla izquierda), el atleta colombiano Francisco Mosquera comenzó de brillante manera este nuevo ciclo olímpico con destino a Tokio 2020.

El nacido en Antioquia participó en los 62 kilos, categoría en la del medallista olímpico Oscar Figueroa, y alcanzó las tres preseas doradas en disputa.
Mosquera se mostró superior a sus rivales. Alcanzó un total de 301 kilos; 170 en envión y 131 en arranque. 

El atleta colombiano señaló que en cada uno de sus levantamientos estuvo concentrado para realizar una prueba de manera excelente. 

Ante la interrogante de lo fácil que se observaron sus levantamientos, el triple dorado en los bolivarianos de Santa Marta 2017 manifestó: “Es difícil, pero se hace fácil cuando se tiene ganas, se ha trabajado duro, se tiene un sueño, y todo esto se logra trabajando y mejorando cada día”.

Explicó que a pesar de no estar en Río y este es el inicio de un nuevo ciclo, indicó “no tengo un sabor amargo, todo pasa en la vida por lo que tenga que pasar, es aceptación, superación y gracias a Dios ha sido un proceso excelente. En Río me pregunte si quería seguir, y si quiero seguir”. 

Expresó que este brillante comienzo en la ruta a Tokio tiene varios aliados fundamentales entre ellos su entrenador, la Escuela Nacional del Deporte, Coldeportes y el Comité Olímpico Colombiano- que nunca lo abandonaron.

Mosquera- era una de las cartas para Colombia en los pasados Juegos Olímpicos, sin embargo, en un entrenamiento se lesionó, ese momento le dejó muchas enseñanzas.
“Vivo día a día, Tokio está lejos y a la vez está cerca, a la vuelta de la esquina y para llegar allí hay que caminar, cada paso que doy lo vivo, aprendo y trabajo al máximo”.

Le dedicó su triunfo a Luis Miguel Pineda, el campeón mundial del envión, quien después de darle varios triunfos al país, hoy padece una penosa enfermedad y está en el olvido.

“Quiero dedicarle este triunfo a una persona especial, Luis Miguel Pineda, el municipio de Apartadó lo tiene olvidado. Alguien que ha entregado la vida por Colombia y lo tiene olvidado”.

Mosquera ahora se prepara para el Campeonato Mundial de levantamiento de pesas que la próxima semana se desarrollará en Anaheim, Estados Unidos.

Por Víctor Peñaloza
Redactor de EL INFORMADOR 


Los comentarios aquí publicados no reflejan la opinión de LA GUAJIRA. Es necesario ser un usuario registrado para poder comentar las noticias. Por favor, ingrese o regístrese como usuario de esta página.

Más Noticias de esta sección