Comienza la misión Rusia 2018 para la Tricolor

Deportes - Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size

La selección de Colombia irrumpe en Rusia 2018 con el desafío ante Japón como primera cita de un Mundial que asume con la exigencia que requiere la notable reputación de sus futbolistas y el recuerdo del buen papel realizado cuatro años atrás, en Brasil.

 




Con un grupo consolidado en el fútbol internacional, habitual agitador de este torneo, el conjunto del argentino José Pékerman echa a andar en Rusia, con Saranks, capital de la República de Mordovia, como punto de partida.

En contra de lo que sucedió en eventos anteriores, donde el cuadro cafetero era una incógnita, parte ahora con la presión de claro aspirante en un cuarteto que, además de Japón, completan Polonia y Senegal, selecciones con un nombre menor en la actualidad.

Japón vuelve a cruzarse en el camino colombiano tal y como sucedió en la fase de grupos de hace cuatro años. Entonces, también con Pékerman en el banco, el equipo oriental salió malparado. Fue goleado por 4-1.

Nunca ha perdido Colombia con Japón, distanciada ahora de aquel equipo veloz, dominador del fútbol oriental capaz de afear la tarde a cualquiera. Sumido en cierta estabilidad institucional y con un cambio precipitado en su banquillo, afronta el choque resignado a su condición de víctima.

Pékerman, que puede estar inmerso en su última gran competición como responsable de Colombia, en cuyo banco lleva seis años, afronta el choque con la duda sobre la presencia de James Rodríguez -el '10' se perdió el segundo entrenamiento en Kazán por fatiga muscular- totalmente disipada. La única cuestión por resolver en el once de Colombia es saber cuál será la pareja de centrales elegida por el preparador argentino.

El técnico, poco dado a revelar la alineación, no ha despejado las dudas en los entrenamientos, pero todo apunta a que un fijo en el eje de la zaga será Christian Zapata, mucho más experimentado en este tipo de competiciones que los jóvenes Davinson Sánchez y Yerry Mina.

Sánchez, central del Tottenham Hotspur, se perfila como la pareja de Zapata en una línea de cuatro atrás que contará también con Santi Arias en la derecha y, tras la baja por lesión de Frank Fabra, Johan Mojica en la izquierda.

El veterano Abel Aguilar se ha recuperado a tiempo de sus molestias y hará suyo uno de los dos puestos en la línea de volantes, habiéndole ganado la partida a Mateus Uribe. Junto al futbolista del Deportivo Cali estará otro hombre curtido como es Carlos 'La Roca' Sánchez, encargado de guardarle las espaldas a los cuatro de arriba: Cuadrado, James, Muriel y Falcao.

Después de perderse por lesión la cita mundialista de hace cuatro años en Brasil, Falcao García verá cumplido el sueño de jugar un Mundial a los 32 años cuando capitanee a la 'Tricolor' ante Japón.

El 'Tigre' será la punta de lanza de un cuarteto ofensivo en el que Cuadrado operará por la derecha, Muriel hará las veces de extremo izquierdo y James se adueñará del carril central.

Colombia se adentra en el sexto Mundial de su historia como uno de los activos del torneo. Cuartofinalista en Brasil 2014, superado solo por el anfitrión, se topa en su arranque con Japón, que llega al choque con más dudas que convicciones. Dos meses atrás, el equipo nipón contaba con el entrenador bosnio Vahid Halilhodzice como responsable y artífice de la clasificación.

Sin embargo, un par de malos resultados después justificaron su despido y la llegada de Akira Nishino, con gran prestigio en la liga local. Pero el cambio no mejoró el aspecto del equipo. Sin identidad y sin estructura aparente. Ha perdido dos partidos antes de llegar a Rusia, frente Ghana y Suiza aunque ganó el más reciente, frente a Paraguay.

Nunca ha superado los octavos de final Japón, pendiente de su delantero Shinji Okazaki, con molestias musculares y cuya presencia está en entredicho.EFEL

a selección de Colombia irrumpe en Rusia 2018 con el desafío ante Japón como primera cita de un Mundial que asume con la exigencia que requiere la notable reputación de sus futbolistas y el recuerdo del buen papel realizado cuatro años atrás, en Brasil.

Con un grupo consolidado en el fútbol internacional, habitual agitador de este torneo, el conjunto del argentino José Pékerman echa a andar en Rusia, con Saranks, capital de la República de Mordovia, como punto de partida.

En contra de lo que sucedió en eventos anteriores, donde el cuadro cafetero era una incógnita, parte ahora con la presión de claro aspirante en un cuarteto que, además de Japón, completan Polonia y Senegal, selecciones con un nombre menor en la actualidad.

Japón vuelve a cruzarse en el camino colombiano tal y como sucedió en la fase de grupos de hace cuatro años. Entonces, también con Pékerman en el banco, el equipo oriental salió malparado. Fue goleado por 4-1.

Nunca ha perdido Colombia con Japón, distanciada ahora de aquel equipo veloz, dominador del fútbol oriental capaz de afear la tarde a cualquiera. Sumido en cierta estabilidad institucional y con un cambio precipitado en su banquillo, afronta el choque resignado a su condición de víctima.

Pékerman, que puede estar inmerso en su última gran competición como responsable de Colombia, en cuyo banco lleva seis años, afronta el choque con la duda sobre la presencia de James Rodríguez -el '10' se perdió el segundo entrenamiento en Kazán por fatiga muscular- totalmente disipada. La única cuestión por resolver en el once de Colombia es saber cuál será la pareja de centrales elegida por el preparador argentino.

El técnico, poco dado a revelar la alineación, no ha despejado las dudas en los entrenamientos, pero todo apunta a que un fijo en el eje de la zaga será Christian Zapata, mucho más experimentado en este tipo de competiciones que los jóvenes Davinson Sánchez y Yerry Mina.

Sánchez, central del Tottenham Hotspur, se perfila como la pareja de Zapata en una línea de cuatro atrás que contará también con Santi Arias en la derecha y, tras la baja por lesión de Frank Fabra, Johan Mojica en la izquierda.

El veterano Abel Aguilar se ha recuperado a tiempo de sus molestias y hará suyo uno de los dos puestos en la línea de volantes, habiéndole ganado la partida a Mateus Uribe. Junto al futbolista del Deportivo Cali estará otro hombre curtido como es Carlos 'La Roca' Sánchez, encargado de guardarle las espaldas a los cuatro de arriba: Cuadrado, James, Muriel y Falcao.

Después de perderse por lesión la cita mundialista de hace cuatro años en Brasil, Falcao García verá cumplido el sueño de jugar un Mundial a los 32 años cuando capitanee a la 'Tricolor' ante Japón.

El 'Tigre' será la punta de lanza de un cuarteto ofensivo en el que Cuadrado operará por la derecha, Muriel hará las veces de extremo izquierdo y James se adueñará del carril central.

Colombia se adentra en el sexto Mundial de su historia como uno de los activos del torneo. Cuartofinalista en Brasil 2014, superado solo por el anfitrión, se topa en su arranque con Japón, que llega al choque con más dudas que convicciones. Dos meses atrás, el equipo nipón contaba con el entrenador bosnio Vahid Halilhodzice como responsable y artífice de la clasificación.

Sin embargo, un par de malos resultados después justificaron su despido y la llegada de Akira Nishino, con gran prestigio en la liga local. Pero el cambio no mejoró el aspecto del equipo. Sin identidad y sin estructura aparente. Ha perdido dos partidos antes de llegar a Rusia, frente Ghana y Suiza aunque ganó el más reciente, frente a Paraguay.

Nunca ha superado los octavos de final Japón, pendiente de su delantero Shinji Okazaki, con molestias musculares y cuya presencia está en entredicho.EFE

La selección de Colombia irrumpe en Rusia 2018 con el desafío ante Japón como primera cita de un Mundial que asume con la exigencia que requiere la notable reputación de sus futbolistas y el recuerdo del buen papel realizado cuatro años atrás, en Brasil.Con un grupo consolidado en el fútbol internacional, habitual agitador de este torneo, el conjunto del argentino José Pékerman echa a andar en Rusia, con Saranks, capital de la República de Mordovia, como punto de partida.

En contra de lo que sucedió en eventos anteriores, donde el cuadro cafetero era una incógnita, parte ahora con la presión de claro aspirante en un cuarteto que, además de Japón, completan Polonia y Senegal, selecciones con un nombre menor en la actualidad.Japón vuelve a cruzarse en el camino colombiano tal y como sucedió en la fase de grupos de hace cuatro años. Entonces, también con Pékerman en el banco, el equipo oriental salió malparado. Fue goleado por 4-1.Nunca ha perdido Colombia con Japón, distanciada ahora de aquel equipo veloz, dominador del fútbol oriental capaz de afear la tarde a cualquiera. Sumido en cierta estabilidad institucional y con un cambio precipitado en su banquillo, afronta el choque resignado a su condición de víctima.

Pékerman, que puede estar inmerso en su última gran competición como responsable de Colombia, en cuyo banco lleva seis años, afronta el choque con la duda sobre la presencia de James Rodríguez -el '10' se perdió el segundo entrenamiento en Kazán por fatiga muscular- totalmente disipada. La única cuestión por resolver en el once de Colombia es saber cuál será la pareja de centrales elegida por el preparador argentino.

El técnico, poco dado a revelar la alineación, no ha despejado las dudas en los entrenamientos, pero todo apunta a que un fijo en el eje de la zaga será Christian Zapata, mucho más experimentado en este tipo de competiciones que los jóvenes Davinson Sánchez y Yerry Mina.Sánchez, central del Tottenham Hotspur, se perfila como la pareja de Zapata en una línea de cuatro atrás que contará también con Santi Arias en la derecha y, tras la baja por lesión de Frank Fabra, Johan Mojica en la izquierda.El veterano Abel Aguilar se ha recuperado a tiempo de sus molestias y hará suyo uno de los dos puestos en la línea de volantes, habiéndole ganado la partida a Mateus Uribe.

Junto al futbolista del Deportivo Cali estará otro hombre curtido como es Carlos 'La Roca' Sánchez, encargado de guardarle las espaldas a los cuatro de arriba: Cuadrado, James, Muriel y Falcao.Después de perderse por lesión la cita mundialista de hace cuatro años en Brasil, Falcao García verá cumplido el sueño de jugar un Mundial a los 32 años cuando capitanee a la 'Tricolor' ante Japón.El 'Tigre' será la punta de lanza de un cuarteto ofensivo en el que Cuadrado operará por la derecha, Muriel hará las veces de extremo izquierdo y James se adueñará del carril central.

Colombia se adentra en el sexto Mundial de su historia como uno de los activos del torneo. Cuartofinalista en Brasil 2014, superado solo por el anfitrión, se topa en su arranque con Japón, que llega al choque con más dudas que convicciones. Dos meses atrás, el equipo nipón contaba con el entrenador bosnio Vahid Halilhodzice como responsable y artífice de la clasificación.Sin embargo, un par de malos resultados después justificaron su despido y la llegada de Akira Nishino, con gran prestigio en la liga local. Pero el cambio no mejoró el aspecto del equipo.

Sin identidad y sin estructura aparente. Ha perdido dos partidos antes de llegar a Rusia, frente Ghana y Suiza aunque ganó el más reciente, frente a Paraguay.Nunca ha superado los octavos de final Japón, pendiente de su delantero Shinji Okazaki, con molestias musculares y cuya presencia está en entredicho.EFE


El seleccionador japonés Akira Nishino aseguró, “queremos ser ambiciosos desde el principio, ir a por el partido, tomar la iniciativa. Colombia es un equipo muy organizado y ofensivo, circulan el balón muy bien y con un remate excelente. Trataremos de imponer nuestro ritmo y tomar la iniciativa, no ser solo reactivos”, explicó en conferencia de prensa en el Mordovia Arena de Saransk.