Salvan vida de niña paisa con transfusión de sangre poco común

Salud
Tamaño Letra
  • Font Size
Colombia realizó por primera vez la importación de un extraño tipo de sangre proveniente de Brasil que salvó la vida de una niña de 15 meses que permanece hospitalizada en el Hospital San Vicente de Paúl de Medellín.

Está además es la primera vez que un colombiano registra el tipo de sangre conocido como ‘fenotipo Bombay’ que tienen uno de cada 10.000 habitantes en la India (país donde se describió por primera vez) y uno cada millón en Europa.

María Isabel Bermúdez, de la red de bancos de sangre del Instituto Nacional de Salud, explicó que “cuando la niña llegó al hospital, al hacerle todas las pruebas y empezar a cruzar la sangre, se encuentra que no es compatible con ningún grupo de los comunes y por eso se hace un análisis más profundo y es cuando llegamos a la conclusión de que es un ‘fenotipo Bombay’ que hemos visto en la literatura y que son raros pero que existen en el mundo”.

Bermúdez, relató que al no encontrar un donante en el país, debieron acudir a ayuda internacional, “pedimos apoyo porque en Colombia buscamos y no encontramos donantes; en América Latina el país que tiene registro es Brasil y ellos nos apoyaron”.

Fue un joven de 23 años, residente en la ciudad de Fortaleza en Brasil, quien donó 370 mililitros de su sangre, lo que equivale a una botella personal de gaseosa y posteriormente esa sangre fue traída al país para realizarle la transfusión a la bebé.




Natalicia Silva, una enfermera del hemocentro de Fortaleza, se ofreció como voluntaria para viajar con la bolsa de sangre y asegurar que, dentro de una nevera, mantuviera la temperatura adecuada durante las más de 20 horas de viaje. Después de hacer escala en Sao Paulo, Panamá y Bogotá, la sangre llegó a las seis de la tarde de ayer al hospital San Vicente.




La red de bancos de sangre del Instituto Nacional de Salud, explicó además que un caso como este podría volver a presentarse en el país ya que esto se debe a una mutación genética. “Podría volver a ocurrir no solamente de un recién nacido sino en un adulto” dijo María Isabel Bermúdez.




Tras confirmarse la compatibilidad, 80 centímetros cúbicos fueron destinados a la transfusión que requería la niña y lo restante, fue conservado en caso de una nueva necesidad.


Los comentarios aquí publicados no reflejan la opinión de LA GUAJIRA. Es necesario ser un usuario registrado para poder comentar las noticias. Por favor, ingrese o regístrese como usuario de esta página.

Más Noticias de esta sección