Argentina rechaza legalizar aborto y no podrá volver a debatirlo hasta 2019

Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
De los 71 legisladores presentes, 31 votaron a favor y 38 en contra, y dos se abstuvieron de votar el texto de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

El Senado de Argentina rechazó ayer sancionar un proyecto de ley para legalizar el aborto y la iniciativa, considerada por diversos sectores un "debate histórico", no podrá ser presentada de nuevo en el Parlamento hasta 2019.

La sesión parlamentaria, que duró más de 16 horas, dejó patente las fuertes divisiones en el seno de cada grupo político, ante una iniciativa que buscaba despenalizar completamente el aborto hasta la semana 14 de gestación, y no solo en los actuales supuestos por violación y por poner en peligro la salud de la madre.

De los 71 legisladores presentes, 31 votaron a favor y 38 en contra, y dos se abstuvieron de votar el texto de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que ya había sido aprobado el 14 de junio por la Cámara de Diputados pero que se encontró ayer con la oposición de la de Senadores.

"Es una pena que no hayamos podido abordar un consenso, porque el problema va a seguir existiendo, exactamente como existía antes de abordar la discusión. Es necesario hacer un esfuerzo para poder darle una respuesta", dijo en su intervención la expresidenta y senadora opositora Cristina Fernández sobre los abortos clandestinos que se realizan en el país y las víctimas que se cobran.

Pronunciamiento del presidente argentino

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, aseguró que el debate sobre el aborto va a "continuar".

"El problema está y tenemos que seguir trabajando para que todas esas chicas realmente tengan la posibilidad de elegir", afirmó el mandatario en declaraciones a la prensa tras mantener una reunión de Gabinete en la Casa Rosada, sede del Gobierno en Buenos Aires.

Para Macri, se trata de uno de los debates "que comienzan y que van a continuar" porque los argentinos están "madurando" y "entendiendo lo que es vivir en democracia" y "escuchar al otro".

Asimismo, para hacer frente al elevado número de abortos clandestinos -354.627 al año, según el Ministerio de Salud- consideró "muy importante" seguir trabajando en una formación integral de los profesores de las escuelas que incluya "el capítulo de la educación sexual". EFE