EE UU está "preparado" para volver atacar Siria

Judiciales - Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Mike Pence, vicepresidente norteamericano, advirtió que su Gobierno bombardearía de nuevo Siria si es necesario, y para defenderse de posibles represalias de Damasco o sus aliados.

Lima, (EFE).- El vicepresidente de EE UU, Mike Pence, advirtió ayer que su Gobierno está "preparado" para volver a atacar Siria si es necesario y para defenderse de posibles represalias de Damasco o sus aliados. Dijo que el régimen Bachar al Asad tendrá "un precio que pagar" si usa de nuevo armas químicas.

"Estados Unidos está preparado para actuar de nuevo de forma sostenida para asegurar que Siria entiende que habrá un precio que pagar si vuelven a usar armas químicas de nuevo", dijo Pence a un reducido grupo de medios, entre ellos EFE, en Lima.

Agregó además que "las mentiras rusas se desploman frente a la verdad" al pretender negar el supuesto empleo de armas químicas por Siria, que motivó el viernes por la noche un ataque estadounidense con el apoyo del Reino Unido y Francia en territorio sirio.

Durante su intervención en la sesión plenaria de la VIII Cumbre de las Américas, que se celebra en Lima, Pence aseguró que "las horribles fotos de niños muertos" prueban los crímenes de lesa humanidad cometidos por el régimen del "dictador" Bachar Al Asad.

El vicepresidente estadounidense informó sobre el éxito del ataque para destruir instalaciones del programa de armas químicas sirias y afirmó que su país no tolerará el uso de más agentes químicos contra mujeres y niños.

Ataque con “éxito”

El Departamento de Defensa de EE UU aseguró ayer que durante su ataque del viernes contra Siria alcanzó todos sus objetivos "con éxito" y destacó que "ninguna" de las naves o misiles de la coalición formada por Estados Unidos, Francia y Reino Unido fue interceptado por las Fuerzas de Bachar Al Asad.

"Esta operación fue cuidadosamente orquestada, para evitar bajas civiles. Alcanzamos con éxito cada objetivo", declaró la portavoz del Departamento de Defensa, Dana White, durante una rueda de prensa celebrada en el Pentágono.

Según explicó White en esta ocasión el objetivo del ataque fue "neutralizar las instalaciones de investigación y desarrollo" de armas químicas.