Fiscalía alemana espera auto del Supremo para cancelar euroorden Puigdemont

La Justicia española retiró la orden internacional de arresto contra Carles Puigdemont

Judiciales - Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size

Berlín, 19 jul (EFE).- La Fiscalía de Schleswig-Holstein espera el auto del Tribunal Supremo español (TS) retirando la euroorden contra el ex presidente independentista catalán Carles Puigdemont para, a su vez, solicitar su cancelación formal a la Audiencia Territorial de ese "Land" alemán.

 

El auto emitido hoy por el juez español Pablo Llarena no ha llegado aún a esa Fiscalía alemana, indicó a Efe su fiscal y portavoz, Wiebke Hoffelner.

En cuanto obre en su poder, se "solicitará de inmediato" a la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein su cancelación, a lo que "previsiblemente" seguirá una respuesta positiva de ese Tribunal.

La portavoz declinó aventurar plazos en que los se pueden completar estos pasos y recordó, además, que Puigdemont está en libertad condicional en Alemania, de acuerdo a la decisión adoptada por la Audiencia del "Land", el pasado 12 de julio, de rechazar su entrega a España solo por el delito de malversación, aunque no por rebelión.

Desde la Audiencia, la juez y portavoz Frauke Holmer, tampoco quiso hacer comentario alguno acerca de las críticas vertidas por el juez Llarena en relación con su decisión de rechazar el cargo de rebelión.

La orden europea de detención y entrega dictada por el juez Llarena lo reclamaba también por un delito de rebelión en relación con el proceso independentista inconstitucional catalán de 2017.

Esto significa que el exgobernante catalán, que permanece en Alemania en libertad provisional, no podría regresar a España, donde sería detenido automáticamente, hasta pasados al menos 20 años, tiempo que tarda en prescribir el delito de rebelión.

Procedente de Finlandia, Puigdemont fue detenido el 25 de marzo pasado por la policía alemana cuando intentaba regresar en automóvil a Bélgica, país adonde huyó a últimos de octubre pasado.

El Ejecutivo español, amparado en la Constitución, destituyó a Puigdemont y a todos sus consejeros el 27 de octubre de 2017, después de que el Parlamento regional de entonces aprobase una declaración a favor de la independencia unilateral de Cataluña.

La Audiencia de Schleswig-Holstein, estado alemán donde fue detenido Puigdemont, explicó que no se produjo el grado de violencia "suficiente" para considerar el delito de rebelión.

"La cantidad de violencia que prevé el delito de alta traición (equivalente alemán al tipo español de rebelión) no se alcanzó en los enfrentamientos en España", argumentó en la resolución judicial sobre los incidentes de la jornada del referéndum.

Tampoco admitió el delito de perturbación del orden público, que planteó también la Justicia española en el caso de que no se admitiese finalmente el delito de rebelión, alegando que Puigdemont "no era el líder espiritual de las acciones violentas". EFE