Detienen a un colombiano y cuatro bolivianos con explosivos en planta de gas

Foto referencia

Judiciales - Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
(EFE).- La Dirección de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) de Bolivia informó este jueves de la detención de un colombiano y cuatro bolivianos en una planta de gas de La Paz, de la que tenían los códigos de acceso y portaban explosivos.
El DACI señaló que se presume que los detenidos iban a "cometer algún atentado" para sabotear el suministro de gas, en medio de la crisis política y social que se vive en Bolivia.

Además, "contaban con los códigos de ingreso que son de conocimiento de YPFB", la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos.

Las autoridades explicaron "que el colombiano una vez que se vio sorprendido intentó huir y en su trayecto botó un celular", que ya está en custodia como parte de las investigaciones.

El DACI intenta determinar cómo tuvieron acceso a las válvulas de gas y por qué tenían conocimiento de los códigos.

Este miércoles, la Policía Boliviana identificó a un presunto exintegrante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que está desde hace varios días con un "coma inducido" a causa de las heridas que sufrió durante un enfrentamiento que se produjo en la ciudad oriental de Montero, el pasado 30 de octubre.

"Esta persona responde al nombre de Facundo Molares Schoenfeld, de 44 años, de nacionalidad argentina", aseguró el comandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de Santa Cruz (FELCC), Óscar Gutiérrez.

Bolivia está sumida en una crisis tras los comicios del 20 de octubre, con protestas que inicialmente fueron en contra de Evo Morales por denuncias de fraude para lograr su reelección para un cuarto mandato consecutivo.

Morales renunció a la Presidencia el pasado domingo y se fue al día siguiente en condición de asilado a México, desatando desde entonces las protestas de sus seguidores.

Según datos oficiales, las protestas ya han dejado doce muertos, 508 heridos y 460 detenidos en distintos incidentes en 25 días de manifestaciones. EFE