Partido político denuncia ante el Parlamento Europeo incumplimientos de acuerdos de paz

Tania González, representante en la Eurocámara.

Judiciales - Local
Tamaño Letra
  • Font Size

La eurodiputada de Podemos Tania González denunció en el Parlamento Europeo (PE) la "falta de compromiso" del gobierno de Iván Duque con la aplicación del proceso de paz, durante la presentación del Informe de la XIV Delegación Asturiana de Verificación de Derechos Humanos en Colombia.

La representante en la Eurocámara del grupo de Izquierda Unitaria Europea (GUE/NGL) señaló que se está produciendo un "rearme" de los grupos paramilitares en Colombia y que, por tanto, "es necesario vigilarlo y poner muchos más medios para proteger a los líderes en la defensa de los DDHH".

Desde la Delegación Asturiana confirmaron que el número de muertes vinculadas al conflicto colombiano se redujo este año pero que más de 360 líderes sociales fueron asesinados.

"La situación de los dirigentes sociales es lamentable, son ataques planificados", destacó el coordinador de la delegación y responsable del programa, Javier Orozco, que apuntó a un "terror" al servicio de los intereses de grandes empresas.

En la Guajira

La delegación observó, por ejemplo, como en el departamento de Guajira la mina del Cerrejón, copropiedad de Glencore, Anglo-American y Billiton-BHP, desvía ríos claves para el suministro de ciudades como Bogotá, desplaza comunidades indígenas, mantiene pésimas condiciones laborales y afecta a la salud de los locales.

Orozco denunció la connivencia de las instituciones colombianas y cuerpos de seguridad con los grupos paramilitares, pues "a pesar de la existencia de órdenes judiciales, éstas nunca se ejecutan".

El grupo asturiano visitó el pasado marzo, además de Guajira, regiones como Tumaco, donde solo se contabiliza entre el 5% y el 8% de las ayudas procedentes de la Unión Europea y no se cumplen los acuerdos sobre restitución de tierras, lo que empuja a los campesinos a continuar con el cultivo ilegal de coca, en opinión de Orozco.

Según el abogado laborista miembro de la Delegación, Carlos Meana, el principal problema es la "ausencia de tutela judicial efectiva", lo que supone que aquellos que se ven afectados por la criminalidad o la violencia "no tienen a quien acudir".

La Delegación Asturiana realiza también labores de acogida de personas afectadas por el conflicto o en situación de extrema violencia.

Desde que comenzaron su actividad hace 18 años, el grupo asturiano ha acogido a 114 personas, cinco de ellas este mismo año.

Más Noticias de esta sección

Ingreso de Usuarios