"La Guajira en proceso de contracción económica y social": director Guajira360°

Aspecto de la disertación de Cesar Arismendi Morales, ante los medios de comunicación acantonados en Riohacha.

Península
Tamaño Letra
  • Font Size
Las tendencias económicas para este año en el departamento de La Guajira, son bastante impredecible, donde se destacan interesantes aspectos económicos que estarían afectando el desarrollo de las familias de la Península.

En ese sentido, el Centro de Pensamiento para el Desarrollo Guajira360° a cargo de su director Cesar Arismendi Morales, observa al departamento en un proceso de contracción económica y social, lo que significa que existe una reducción en el uso de los bienes y servicios por parte de las familias.

Destacó Arismendi Morales que esta contracción de gastos puede impactar de manera negativa la actividad de sectores específicos, como el comercio y los servicios. Continuará la crisis institucional y la baja inversión de los gobiernos territoriales (para este año se prevé una inversión menor que la del año pasado), el crecimiento de la inflación no será mayor al 1.5 %.

Precisó que en Riohacha el nivel de la inflación fue la más baja del país sin embargo, más que un logro lo considera una enfermedad, porque esto significa que no hay muchos recursos disponibles por parte de los hogares y estos sacrifican sus niveles de consumo.



Arismendi Morales explicó que estos problemas se vienen desarrollando debido al déficit que tiene el país, por lo cual se ve obligado a cumplir la regla fiscal “a medida que el país se ve obligado a cumplir sus necesidades, habrá menos recursos para las inversiones” acotó.

También argumentó que ante este escenario es preciso la aceleración de los procesos de gastos públicos, “desafortunadamente para ellos se está desarrollando dentro de un contexto electoral, determinado por las reglas de juego, especialmente por las vedas de contratación de gastos públicos” señaló.

Dentro de las recomendaciones para la población, se destacó que las decisiones económicas deben racionales y bien pensadas en base a la disponibilidad del momento, el consumidor debe valorar y privilegiar todo aquello que sea seguro. Por su parte, las instituciones deberán enfocarse en la eficiencia y eficacia del gasto e invertir en la reducción de la pobreza.

Más Noticias de esta sección