Otras advertencias

Editorial
Tamaño Letra
  • Font Size
Las alarmas están prendidas y por todos lados se siente un clima de advertencia en cuanto al momento que se vive por la implementación del proceso de paz, dando la sensación que se están dando ‘palos de ciego’ porque no se sabe que sigue.

Una nueva advertencia recibió el país, ahora por parte del Secretario General adjunto de las Naciones Unidas para Asuntos Políticos, que hace hincapié en la necesidad de establecer una seguridad básica en el posconflicto colombiano para que la paz tenga éxito.

La experiencia a nivel mundial en los procesos de paz muestra que es vital, inmediatamente después de un acuerdo de paz, establecer una seguridad básica en el postconflicto, traer mejoras visibles a las comunidades y lograr la reincorporación de los y las excombatientes; las consecuencias de fallar en esos objetivos básicos son muy altas, porque los colombianos no saben con certeza los pasos a seguir y se cumple lo que primera se presente.

En Colombia, ese fracaso dificultaría enormemente la consecución de los objetivos más amplios del Acuerdo de Paz en términos de desarrollo rural, mejorar la gobernanza y el respeto de los derechos humanos, así como la asistencia y garantía de los derechos de las víctimas, la ampliación de la participación, especialmente de las mujeres, y combatir las economías ilícitas, por ellos se debe insistir en la necesidad de trabajar en la situación de seguridad en las antiguas zonas de conflicto que abandonaron las Fatc ya que se comparte la profunda preocupación por los vacíos de autoridad y la inseguridad resultante, algo que todos los colombianos son conscientes.

En la implementación del proceso de paz, el gobierno nacional puede recibir un ‘boomerang’ por el estado de la reincorporación de los excombatientes de las Farc, considerado un desafío complejo en cualquier situación de posconflicto, más cuando no ha habido mucha empatía con este grupo guerrillero y ahora movimiento político, que aspira colocar en la presidencia de la republica a su máximo jefe subversivo.

Un tercer punto de preocupación ha sido las incertidumbres legales, especialmente para los y las miembros de las Farc, como resultado de las demoras en la aprobación de legislación clave y la revisión judicial en curso de una serie de medidas previamente adoptadas, especialmente la Jurisdicción Especial para la Paz, Jep, y la Ley de Amnistía, que fue adoptada hace casi un año, siendo todo un desafío para Colombia el de una reincorporación más dinámica y completa.


Los comentarios aquí publicados no reflejan la opinión de LA GUAJIRA. Es necesario ser un usuario registrado para poder comentar las noticias. Por favor, ingrese o regístrese como usuario de esta página.

Más Noticias de esta sección