Tengamos sosiego y tranquilidad

Editorial
Tamaño Letra
  • Font Size
Desde los 8  años soñaron, creyeron y dijeron que querían ser Presidentes de la Republica y en efecto el destino  les permitió llegar a la Primera Magistratura. Ellos son Álvaro Uribe e Iván Duque.
 Curiosamente en el camino de la vida se encontraron  estos dos exponentes humanos.  El primero el expresidente tan pronto como tuvo oportunidad  de observar al abogado Duque y en consecuencia lo nombró como su asesor internacional para que lo acompañara en unos compromisos puntuales que tenía a su cargo en esa materia.Más adelante lo convenció de que aceptara una curul para el Senado y fue elegido senador representando al partido Centro Democrático.

De esa manera tuvo su primera aparición en el terreno político.  Se destacó tanto en la Cámara Alta por sus brillantes intervenciones oratorias y por la defensa firme y convincente de sus ideas y  proyectos, que sus compañeros senatoriales lo eligieron como el mejor senador de esa corporación. Luego el mismo Uribe le abrió campo para que fuese uno de los precandidatos presidenciales de Centro Democrático.Duque ha recibido un legado nefasto .


El gobierno de Santos si se hubiera dedicado solamente a acabar con el país no le habría causado tanto daño a Colombia. La economía está no maltrecha sino en bancarrota pese a haber gozado de una bonanza cafetera. El gasto público creció en forma descomunal,  nos dejó endeudados al máximo y el presupuesto del 2019 está desfinanciado en 14000 billones de pesos.Pero lo peor es el proceso de paz que firmó por decir lo menos en forma irresponsable. Pensando únicamente en la Farc, olvidándose del resto de colombianos. Se aumentaron las hectáreas sembradas de coca de 40000 a casi 300000. Les falló a las víctimas toda vez que aún no han sido reparadas. Les cambió las reglas del juego a los militares. Las armas no se entregaron en su totalidad, ni tampoco las caletas.



El 40 por ciento de los efectivos farianos, las tales disidencias suman alrededor de 4000. Ellas siguen de narcotraficantes y terroristas. Son los verdaderos combatientes, por cuanto sus jefes los cuales no pueden portar un fusil, se jubilaran impunemente como senadores y representantes. Se recibieron unos bienes por un valor irrisorio, dado que la Fiscalía General de la nación afirmó con pruebas fehacientes de que las Farc poseen un patrimonio superior a los 10000 millones de dólares. No devolvieron los niños reclutados, ni las personas secuestradas. La JEP es una justicia para favorecer a las Farc. 


En suma la paz engañó y se burló de nuestros ciudadanos. De otra parte en el plebiscito se rechazó este acuerdo y el Presidente Santos no renunció como lo había prometido en el evento en que perdiera y no hubo enmiendas, ni modificaciones.

  Ojalá en la implementación el Presidente Duque con la colaboración del Congreso pueda en la medida de lo posible, enderezar algo de ese funesto pacto.Se ha mostrado en  un periodo menor de cien días al frente del Estado, como un líder sereno, capaz, con derroteros claros y con muchas ganas de acertar.

En el ámbito internacional ha brillado y es el baluarte iberoamericano contra la tiranía de Maduro. En Europa como lo manifestó Albert Rivera Presidente del partido Ciudadanos de España en su visita a Colombia  se le aprecia como un gran Presidente, En un simposio en Madrid sobre innovación en el cual tan solo participaron el expresidente Obama y él, según los asistentes y periodistas españoles manejó el tema con propiedad como si fuese experto y sobretodo maravilló por su buen español, Además con motivo de recibir la camiseta del Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu sorprendió por sus dotes futbolísticos, Igualmente es de anotar que en distintos sitios tanto en el exterior como en Colombia  ha dejado translucir su inclinación por la guitarra y el canto, No habíamos tenido un Presidente que independientemente de su bagaje y estructura intelectual tuviese esas cualidades deportivas, artísticas y culturales. 

Su gira por el Viejo Continente estuvo fructífera habida cuenta de que explicó ante el Papa,  el Presidente Macron y en la sede de la Unión Europea: la problemática  de nuestra paz,  lo que representa en América y el mundo la dictadura de Maduro y la gravedad en todos los órdenes de la inmigración venezolana en Colombia.

 Respecto a las críticas y comentarios normales en una democracia,  acerca del gobierno del Presidente Duque apenas comenzando su mandato, es preciso reflexionar, estudiar y analizar las situaciones con cabeza fría. No podemos pensar en que los proyectos del gobierno en el parlamento se aprueben en un abrir y cerrar de ojos, más aún cuando no hay mermelada. Ni el narcotráfico, ni el terrorismo desaparecerán en el término de la distancia. Ni las medidas económicas ni las acciones contra la corrupción surten efecto en forma inmediata.

Confiemos más bien en que el país se enrumbará por el sendero del crecimiento económico a efectos de que haya más empleo, mayor desarrollo y evidente prosperidad social. No nos impacientemos, no nos precipitemos en los juicios, ni seamos pesimistas. Vislumbremos el futuro inmediato con optimismo, fe y esperanza. El gobierno merece nuestra confianza. Tengamos sosiego y tranquilidad.

Más Noticias de esta sección

Ingreso de Usuarios