Cambios en Uninorte

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Cecilia López Montaño

Cecilia López Montaño

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]
Jesús Ferro acaba de anunciar su retiro el año entrante, de la rectoría de la Universidad del Norte, y se conoció al mismo tiempo que Adolfo Meisel será el elegido para reemplazarlo.

Va a ser un proceso impecable por varias razones: no se dejó abierto el campo para la especulación, las intrigas y sobre todo, las presiones políticas para una posición de gran trascendencia para la vida académica no solo de Barranquilla sino de la Región Caribe y del país en general. Además, llega a esta posición uno de los costeños de mayor nivel académico en el país que aun en su posición como codirector del Banco de la Republica, nunca abandonó sus investigaciones sobre esta parte del país. Adicionalmente, tal como se anunció por parte del rector saliente, un año de transición dará la posibilidad de que se realice este cambio en la cabeza de la universidad, sin mayor traumatismo.

Cuando se menciona que alguien ha durado 37 años en la misma posición, como es el caso del rector Ferro, no faltan las críticas porque se supone que se han frenado procesos de renovación que son fundamentales especialmente en una universidad. Sin embargo, para ser justos, Jesús Ferro ha hecho gran parte de lo que hoy es la universidad del Norte. Es sin la menor duda, la mejor universidad de la Costa, que gracias a la continuidad en su manejo hoy presenta una gran fortaleza institucional y financiera, una gran diversidad de carreras siendo una de las relativamente nuevas la de medicina, con un hospital universitario que muchas facultades de esta carrera envidiarían. En las áreas de posgrado ha podido avanzar significativamente porque, además cuenta con profesores con posgrados obtenidos en reconocidas universidades internacionales.

La tarea a la cual se enfrenta Adolfo Meisel no es solo continuar con la cadena de éxitos de este centro educativo sino prepararlo para formar las nuevas generaciones que se enfrentan desde ya a nuevos retos. La situación de los profesionales de la Región Caribe no es tan fácil, especialmente si no pertenecen a la elite de la región. Una de las grandes limitaciones a las que se enfrentan cuando se trata de especializaciones en universidad de gran prestigio internacional, es su bajo nivel de inglés, lo que frena su participación en becas como las de Colfuturo. Este reto para Meisel es impostergable. Otro desafío, va a ser convertir a Uninorte en un dinamizador de la calidad de las otras universidades locales y regionales. Un primer paso sería abrir las puertas a estudiantes de otras instituciones educativas para que participan en la agenda académica y cultural de Uninorte, que por su prestigio atrae personajes y conferencistas de alto nivel.

Al rector saliente, los barranquilleros y muchos costeños debemos expresarle nuestra gratitud por la labor cumplida. A su vez, para muchos es evidente que el nuevo rector, cumple con todos los requisitos para que Uninorte continúe su trayectoria de éxitos.


Los comentarios aquí publicados no reflejan la opinión de LA GUAJIRA. Es necesario ser un usuario registrado para poder comentar las noticias. Por favor, ingrese o regístrese como usuario de esta página.