Proactividad gremial

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Wilfrido De la Hoz De la Hoz

Wilfrido De la Hoz De la Hoz

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]
El gobierno Nacional está presentando, a su manera, una situación de crecimiento y de estabilidad económica y social que deja admirados a propios y extraños. En medio de sus elucubraciones está pretendiendo mostrar al mundo un conjunto de factores positivos que deberían imitar gobiernos regionales y los de otras latitudes. Ese delirio se deriva de los acuerdos de paz (no olviden los colombianos que son dos acuerdos; el primero se firmó en Cartagena, el cual Colombia lo rechazó en el Plebiscito del 2 de octubre 2016 con 6.424.385 votos y el segundo se firmó en el Teatro Colón de Bogotá y lo impusieron, metiéndolo por debajo de la puerta del Congreso).

Sectores que exasperadamente se atreven a opinar de esa mentirosa realidad que vive el país están desempolvando una reforma que golpee los ingresos de los trabajadores: empleados, trabajadores independientes, contratistas, vendedores informales, dependientes y pensionados; todos aquellos en los que tenga incidencia el gasto del Presupuesto General de la Nación.

Se trata de que estos señores están elaborando una propuesta para presentarla al próximo Congreso de la República, consistente en una Reforma Pensional para modificar la estructura jurídica actual. Por supuesto las ideas centrales van dirigidas a terminar con Colpensiones y fortalecer el crecimiento de los Fondos Privados de Pensiones.

Quizás no han tenido en cuenta que en Colombia, además de Colpensiones, también pensionan el Fondo de Previsión del Congreso, Fondo de Pensiones Públicas del Nivel Nacional-FOPEP, Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio, Caja de Previsión Social de la Universidad Nacional de Colombia, Caja de Retiro de las Fuerzas Militares; Todos ellos bajo la responsabilidad compartida con los presupuestos de los entes territoriales, de acuerdo con los distintos regímenes especiales existentes.

Estos genios de las finanzas son nada menos que ANIF, Asofondos, Fasecolda. En Fasecolda son más de 20 aseguradores que tienen las manos metidas en ese proyecto; entre ellos se cuentan: Seguros Colombia, ARL Sura, AXA Colpatria, BBVA Seguros, Aseguradora Confianza, Seguros de Vida Aurora, Liberty Seguros, Mafre, Colmena, Seguros Bolívar, Suramericana. En Anif están los dueños de los bancos; algunos de ellos son: BBVA, Bancolombia, Banco Popular, AV Villas y las Corporaciones Financieras, Compañías de Financiamiento Comercial y pare de contar.

Todos ellos pretenden acorralar al gobierno para captar el dinero de los individuos o sociedades mediante la intermediación financiera. Igualmente están haciendo todo tipo de “abusajos”, malabares o combinaciones artificiosas para que mediante el análisis de las cifras sobre el monto del subsidio oficial a las pensiones el próximo Presidente de la República se vea obligado a presentar al Congreso una Reforma Pensional que beneficiará a estos grupos.
Ahora bien, si de analizar cifras se trata, ellos deben buscar la ecuación óptima para que sin afectar sus ganancias justas, satisfagan los principios democráticos de equidad económica y social, pagando los impuestos que tienen que pagar a la Nación, eliminando la contratación de trabajadores mediante el sistema de prestación de servicios, subiendo los sueldos a sus trabajadores que ganen hasta cuatro salarios mínimos mensuales y procurando prohibir a sus afiliados que financien a contrabandistas e inviertan en paraísos fiscales.

La ñapa: Los pensionados están a la espera del fallo que la Corte Constitucional expida sobre la Ley que baja el porcentaje de sus aportes de salud del 12 al 4%.
@WILFRIDODELAHOZ

Ingreso de Usuarios