El problema más serio

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Para nadie es un secreto que la llegada de venezolanos al país es tal vez el problema más serio que tiene actualmente Colombia lo que nos hace propicio  a recibir ayuda humanitaria internacional para hacerle frente a la situación.

 

Los migrantes que están llegando a nuestro país es tal vez el problema más serio que tenemos en este momento, situación que el jefe de Estado se demoró en reconocer. Colombia ha podido manejar la situación hasta el momento pero día a día llegan más y más venezolanos al país y por ello hay más presión financiera y la capacidad del Estado para absorber tanta gente disminuye.

Colombia está lista para recibir ayuda internacional porque el propio secretario de la ONU, António Guterre), en su visita reciente a Colombia, dijo que estos casos van creciendo y van requiriendo un esfuerzo del mundo entero porque el número de personas que van a ser atenidas crece exponencialmente y ningún estado tiene la capacidad de absorberlo. En este sentido, Colombia está hablando con la ONU para ver cuál es la institucionalidad adecuada para manejar la situación porque dice que su país no tiene experiencia en eso y nunca ha vivido ese problema.

Es un problema que se tiene que manejar de la mejor forma posible, y se está  aprendiendo. Se ha enviado misiones a otros sitios, como por ejemplo Turquía, para poder aprender cómo han lidiado ellos con los refugiados sirios.

Diariamente cruzan a Colombia unos 37.000 venezolanos que llegan, en algunos casos, en busca de un futuro mejor y en otros para buscar comida y medicamentos y según los últimos datos oficiales, en Colombia se han instalado 550.000 venezolanos de manera indefinida.

A pesar de las Sobre las declaraciones del fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, que denunció que desde Colombia se planea el bombardeo militar, la invasión militar del país, ese  es un fantasma que utiliza el Gobierno bolivariano para poder reprimir internamente y ganar adhesiones del pueblo venezolano, que poco cree en sus gobernantes.

Ellos siempre utilizan el fantasma de la agresión externa para poder reprimir internamente y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro ha dicho, no una, mil veces, que Colombia y Estados Unidos están confabulados para invadir el territorio venezolano. Eso no es nuevo, lo han dicho muchísimas veces desde hace ya muchísimo tiempo.

Esa no es la solución, una invasión de los Marines en Venezuela resultaría catastrófica y además dejaría secuelas por varias generaciones. Una intervención militar de Estados Unidos sería catastrófica para Venezuela y para las relaciones de América Latina con Estados Unido, situación que se ha venido rumorando desde hace unos días y que muchos dan por cierto.