Comienza en Pasto el Carnaval de Blancos y Negros

En cada calle y rincón de la ciudad, los pastusos y turistas hacen parte de esta fiesta.

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Font Size
Del 2 al 7 de enero Pasto - Nariño, se llena de historia, colores, risas y música; gracias al Carnaval de Negros y Blancos, una manifestación que representa la identidad del pueblo nariñense y que contagia a todos los colombianos y extranjeros.


En cada calle y rincón de la ciudad, los pastusos y turistas hacen parte de esta fiesta asistiendo a eventos como el desfile de colonias, donde se muestra la riqueza cultural de esta región del país, así como el carnavalito, actividad donde los niños con su imaginación se adentran en la cultura popular para expresar el amor por su tierra, el arte y el carnaval, entre otras.

El Carnaval de Negros y Blancos, es apoyado por la Dirección de Patrimonio y el Programa Nacional de Concertación del Ministerio de Cultura, se celebra cada año en Pasto. Además, fue declarado el 30 de septiembre de 2009 fue declarado "Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad“ por el comité de la Unesco.

La ciudad de Pasto se ha conocido históricamente como el punto de encuentro y cruce de caminos de diferentes pueblos y colonias. Considerado como la manifestación cultural más significativa, el Carnaval de Negros y Blancos se convierte en una experiencia cultural única. Es por esta razón, las celebraciones del Carnaval constituyen una muestra cultural autóctona que expresa una fusión perfecta de rituales indígenas, expresiones culturales de los españoles y de la cultura africana.

Nacimiento
Los orígenes del Carnaval se remontan a los tiempos antiguos y celebraciones de las culturas indígenas agrarias de los Pastos y Quillacingas a su Dios de la luna, al cual pedían amparo en los cultivos. Con el transcurso del tiempo, a estas expresiones culturales campesinas se sumaron algunos elementos de festividades españolas y más tarde, las africanas, dando comienzo a lo que hoy en día es el Carnaval de Negros y Blancos en Pasto que se desarrolla del 2 al 7 de enero.

Poco a poco, al Carnaval se le fueron agregando otros elementos: el cosmético, el talco, la música y las carrozas con gigantescas esculturas construidas por los artesanos que cumplen un papel muy importante en estas celebraciones-

Programaciòn 
• El 2 de Enero la fiesta comienza cuando el Alcalde realiza la entrega de los bastones de mando a los funcionarios indígenas. Este proceso viene acompañado por bandas y cortejos populares. Se realiza el “Desfile de las Colonias”, en el que los residentes muestran de sus tradiciones, mitos, leyendas y valores culturales.

• El 3 de Enero es el “Día del Carnavalito”. Lo que comenzó como un juego de niños imitando a sus mayores, recreando el desfile del Día de Blancos, se ha convertido en un evento con identidad y dinámica propia dentro de las fiestas de Negros y Blancos.

• El 4 de Enero se conmemora la llegada de la “Familia Castañeda”, una familia compuesta de personajes coloridos que desfilan junto a grupos de danza campesina y las tradicionales ñapangas.

• El 5 de Enero está dedicado al “Día de los Negros”. Durante esta jornada se conmemora el día en que los esclavos de origen africano tenían libre para dar rienda suelta a sus desahogos lúdicos. La gente juega y baila en las calles y lugares públicos.

Se pintan con cremas de negro y el motto de ese día es: Que vivan los Negros!. La importancia de este día radica en que todo el colectivo urbano pastuso, desfoga sus deseos reprimidos. La Reina de los Carnavales recorre la ciudad en una caravana, repartiendo cosmético e invitando a los asistentes a unirse al juego bajo la frase: ¡Una pintica por favor!.

• El 6 de Enero esta ciudad ya no celebra más el Día de Reyes, sino el “Día de los Blancos” o “Día del Desfile Magno”. En contraste con el día anterior, en esta fecha los pastusos se pintan de blanco generalmente con talco perfumado, usándose muy poco harina, cremas o pinturas cosméticas. El Gran Desfile, de casi 7 km de largo en un sendero de aproximadamente 15 km, recorre las calles del centro de la ciudad.
El dicho en este día es: Que vivan los Blancos!