¿Gobierno Nacional: el peor enemigo de los ganaderos?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size
Si hay un sector que se ha visto maltratado por las decisiones del Gobierno de Juan Manuel Santos es el ganadero. No han sido pocos los debates y constancias, que desde el Congreso de la República hemos realizado con el único propósito de alertar y decirle al Gobierno, con argumentos, que las decisiones y prácticas que vienen implementando están afectando gravemente a un gremio tan importante para la economía del país.

No podemos desconocer que la ganadería colombiana es uno de los sectores más importantes de la actividad agropecuaria; entre enero y septiembre de este año representó el 37,3% del PIB Agropecuario y el 2,3% del PIB Total, lo que equivale a 9,6 billones de pesos.

No suficiente todo lo que han tenido que soportar los ganaderos por el rebrote de fiebre aftosa en Colombia, que ocasionó el inmediato cierre de varios mercados internacionales como el de Curazao y Chile, sin que la DIAN ni el ICA respondieran, en julio de 2016 ordenaron la liquidación de Friogán. ¿Quién es el dueño de Friogán? Esta empresa es propietaria de cinco frigoríficos y su accionista principal, con el 78%, es el Fondo Nacional del Ganado; en otras palabras: los dueños son los ganaderos de Colombia.

Vender a Friogán representará un detrimento patrimonial para los ganaderos. ¿A quién se le ocurre y por qué razón, vender los activos de esta empresa, por $60 mil millones de pesos?, como lo anunció el Ministro de Agricultura. Pues bien, el Gobierno de Juan Manuel Santos quiere malvender a Friogán, una empresa que tiene deudas por 65 mil millones de pesos, pero que tiene activos cercanos a los 210 mil millones de pesos.

Hay suficientes recursos para respaldar la deuda y la empresa genera utilidades para atender sus obligaciones. Friogán, más que una empresa cualquiera, se ha convertido en el instrumento que le permite a los ganaderos procesar su ganado para poder vender carne en canal y seguir fortaleciendo toda la cadena. Lo que está sucediendo con Friogán es solo un ejemplo de la mala administración del Gobierno Nacional.

Lamento que a un gremio como Fedegán, que lleva más de 50 años en la vida institucional del país, una historia de servicio a la ganadería, simple y llanamente porque al Gobierno no le gusta el presidente del gremio, que fue capaz de expresar sus inconformidades y las de los afiliados con el acuerdo de La Habana de Santos y las Farc, hayan hecho todo lo posible por acallarlo, quitándole el manejo del Fondo Nacional del Ganado y evitando la reorganización de Friogán.

Aquí hay una responsabilidad mayor. En este país, la defensa de sectores estratégicos de la economía, como el ganadero, debe estar por encima de cualquier interés político y politiquero como tristemente lo hemos visto en los últimos años. El país no soporta más la politización de las entidades, como sucede con el sector agropecuario (ICA, Finagro, Vecol, Banco Agrario), que fueron entregadas para calmar el hambre burocrática de un partido político. El partido involucrado debe asumir la responsabilidad de lo que está pasando.

Con lo expuesto anteriormente, no dudo en preguntar: ¿es el Gobierno el peor enemigo de los ganaderos?
Nota. Espero que el debate que realizamos esta semana en la Comisión Tercera del Senado, liderado por el senador Fernando Nicolás Araujo del Centro Democrático, en el que se reconoció que sería un error la liquidación de Friogán, lleve a que el Gobierno Nacional permita la reorganización de la empresa, por el bien de los ganaderos y de la economía de Colombia.


Los comentarios aquí publicados no reflejan la opinión de LA GUAJIRA. Es necesario ser un usuario registrado para poder comentar las noticias. Por favor, ingrese o regístrese como usuario de esta página.