Santa Marta bajo una izquierda de mentiras

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Cristian Campo Revelo

Cristian Campo Revelo

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]
La izquierda tiene como primordial tarea buscar el bienestar para cada ciudadano, alejar el poder de sus instituciones y acercarlas donde se vea representada su tarea, bueno en medio de tanta alharaca literaria y tanto concepto eso es lo que doy por entendido. Pero una cosa es lo que digan los libros y otra como el avance social, corrupto, y descuidado de nuestro tan averiado tejido social lo interprete, al caso que me voy a referir es sobre la preocupante situación que se vive en Santa Marta donde a lo lejos se nota una ligera idea de impregnar la ciudad a la fuerza bajo las ideas de izquierda, y cuando digo que es a la fuerza es porque hay un discurso por parte de sus instituciones que confunden el descuido y la alcahuetería con el desarrollo y libre pensamiento del individuo.

Si ejemplos se quieren Santa Marta se ha convertido en fortín de jibaros, indigentes no solo nacionales sino ya internacionales, de venezolanos que han desplazado las necesidades de los Samarios por las propias, en el aspecto de las necesidades primarias el alcantarillado y agua potable sigue sin solución, comerciantes sin liderazgo sin escrúpulo para contratar ciudadanos del vecino país sin permiso alguno para trabajar y sin control de quienes son o a que vienen (no todos vienen con las mismas necesidades, algunos vienen porque Colombia es negocio para ellos ya que Venezuela se está convirtiendo en un país de ricos), Sectores como el Rodadero afectados casi en su totalidad por familias venezolanas que sin pudor alguno llegan a poner sus condiciones de trabajo pasando por encima de comerciantes y nativos que toda su vida han vivido de lo único que tienen, una policía descuidada y blanda sin herramientas para desempeñar su rol, una junta de acción comunal que nadie conoce, que no se ve actuar!, las famosas temporadas ya son reconocidas por la mendicidad y el estar obligado a la buena o la brava a tener que dar desde comida hasta dinero y si el caso amerita al llamar la institución policial estos se ven insultados por los aparentes necesitados.
Si a grandes rasgos lo que describo aquí es muy poco, y, al detalle se necesita todo un informe periodístico solo es parte de la inconformidad no solo que noto como ciudadano colombiano y que de pronto muchas otras personas lo ven y lo sienten, pero como no se ven representados ni defendidos por institución alguna se ven sometidos a la inconformidad propia y a su silencio.

Tal vez este no es el mejor final, ya que no vimos esto a qué hora empezó, pero tal y como lo dijo algún artista o algún político que hace mucho tiempo y tal vez de forma visionaria le escuche decir: “a Santa Marta llegaron los piratas y se quedaron”

En vista de atentados en la costa atlántica es bueno ver más acción de la policía en las principales playas exigiendo documentos y previniendo acciones ilegales.
Funcionarios migración más activos con la indigencia que llega del vecino país

El maestro Gustavo Gardeazabal (así lo llamen viejo loco), habla sobre campamentos y solicitar intervención de la ONU donde se atienda el desplazamiento de ciudadanos venezolanos.
@CRISCAMP35