Hablemos de izquierda

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Cristian Campo Revelo

Cristian Campo Revelo

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]
Columna escrita dedicada a ese gran profesor, periodista, abogado y amigo Jorge Guerrero Ceballos…y dice…

Según Maquiavelo “el poder se coge con la izquierda pero se maneja con la derecha”, sin mucho análisis la izquierda llega al poder por las injusticias, el abuso de los poderosos, la pobreza, la falta de oportunidades para el ciudadano común, pero cuando llega a ejercer el poder se olvida de los fenómenos sociales que los encumbró.

Visto de otra forma el izquierdista colombiano ataca y se escuda en su discurso antisistema, en resolver los problemas a los más necesitados, en ejercer la revolución como bandera política, pero finalmente termina arrodillado al capitalismo y ante su propio egoísmo digno de inclinarse ante los más ilustres representantes de la burguesía colombiana; esta clase de izquierdistas colombianos hablan de paz se mofan y tergiversan ante sus ingenuos seguidores las ideas de recuperar la seguridad en el país y no caen en la cuenta que un Estado con un sistema de seguridad precario no será atractivo para la inversión extranjera y mucho menos para garantizarle las libertades a los individuos.

El izquierdista colombiano es falto de nobleza de humildad y sencillez; se las sabe todas, son los manda callar, crítica la guerra pero ignora que hay guerras necesarias, se les olvida que nuestro ejército ya no da bajas ahora está para prevenir, se les olvida que las fuerzas militares colombianas como diría Malcom Deas (un historiador que estuvo en la verificación y tregua en Corinto Cauca con el M19, según cuenta en una de sus columnas del año 1984 Enrique Santos Calderón) “la afortunada particularidad de Colombia es que tiene un ejército que se pone constitucionalmente bravo”. Esto significa que estamos muy lejos y casi imposible a dar golpes de Estado, entonces todas las críticas hechas por los izquierdistas colombianos no son otra cosa que una apología a sus más oscuros intereses.

Es necesario recalcar que en Colombia los ciudadanos que cumplimos el rol de observadores sabemos y sentimos que esa maquinaria de jueces, cortes, y demás instituciones pasan por un momento no de imparcialidad, sino que contamos con servidores y funcionarios públicos formados y adoctrinados ideológicamente para fallar.

Dicho brevemente con mi puño y letra de reaccionario considero que en Colombia la izquierda de hoy no es más que otro negocio donde el secreto es dividir las opiniones y hacer reinar la confusión para que finalmente y sutilmente la impunidad pase a hacer su sagrado y noble trabajo que no es otro que hacer de los verdugos las víctimas y las victimas pasen a hacer los verdugos.

Colombiano: la izquierda quiere tanto a los pobres que los está multiplicando.

Dr Enrique Santos Calderón permítame decirle que aún la izquierda en este país no cumple con su primer requisito que es ser una sola y sigue siendo un sancocho de siglas esotéricas y constelación de grupos y grupúsculos dedicados a atacarse entre sí. @criscamp35

Más Noticias de esta sección

Ingreso de Usuarios