Quien paga para llegar, llega a robar

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jesús Iguarán Iguarán

Jesús Iguarán Iguarán

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]
 Cada campaña electoral tiene para los candidatos un mundo de dinero que, para superarlo, forzosamente se debe acudir a escarbar con monstruosidad el bolsillo de los colombianos.
En mi niñez, y luego en la adolescencia también escuchaba en Riohacha a un señor no muy cuerdo que refiriéndose a la situación nacional expresaba: “estamos navegando en el país de las irregularidades”. Hoy los guajiros somos testigos que, desde la creación de la Constitución del 91, ocho gobernadores que se han elegido, siete no ha podido salir con gran fraternidad, pues quien no tiene una investigación jurídica, se encuentra listo para cumplir prisión o ya la han cumplido, en todo caso no pueden regresar a ocupar la primera magistratura de su departamento, precisamente por haber pasado por una condena o una orden judicial que lo prive de este derecho.

El “Che Romana” como fue llamado este “semi profeta” que después de más de 50 años, fue certero en su apreciación, no se le puede negar que nos encontramos viviendo en un país lleno de irregularidades.El expresidente Samper tuvo un controvertido gobierno debido a que supuestamente en su campaña presidencial se involucró un elefante que nunca pudo explicar o aclarar la presencia del paquidermo en su campaña, solo expresó que el dinero ingresó a sus espaldas, de igual manera el presidente Santos, reveló que el aporte que su campaña recibió de la empresa Odebrecht fue también a sus espaldas. Che Romana refiriéndose a estos casos comentaba: “claro, no deja dudas que fue a sus espaldas” y explicaba que ambos candidatos pusieron sus espaldas para que sirviera de apoyo y realizar los cheques, luego expresaba: “Qué, duda puede existir que fue a sus espaldas”. 

 Claudia López, a semejanza del Che Romana también hace un gran aporte a la verdadera situación del país, no se encuentra un funcionario de alta posesión que pueda salir ileso del cargo que se le ha señalado, como tampoco existen funcionarios que se conforman con el sueldo que se le ha señalado, sino que se inventas cualquier cosa para sacar provecho de su “honorabilidad” y lo raro es que aquellos que se han favorecido de sus “rarezas” lo premien realizándoles un estupendo homenaje dizque por haber realizado con éxito las funciones que les fueron asignadas.No es lógico ni comprensivo, que a funcionarios se le rindan homenajes por haber realizado su tarea con notable conformidad, sí, precisamente el Estado le paga a cada funcionario para que lleve con caballerosidad su trabajo.

  La candidata al senado Aida Merlano, aún no ha podido reportar las cuentas de 6.000 millones de una serie de documentos que dan cuenta que este monto fue desembolsado. Si hoy un senador de la República alcanza a ganar alrededor de 28 millones de pesos, suma que genera un monto de 1.3 mil millones en 48 meses, es decir que los honorarios que recibirá cada senador en la totalidad de su periodo son apena la quinta parte de lo que se gastan en campaña. Entonces la candidata Claudia López y el periodista Guillermo Franco son enfáticos en decir que “quien paga para llegar, llega a robar”

Más Noticias de esta sección

Ingreso de Usuarios