Francia campeón: se floreó y goleó a croacia 4 a 2

Deportes - Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size

El seleccionado Galo jugó una gran final ante los Croatas y con Griezmann, Pogbá y Mbappé como banderas del juego, se florearon con una goleada por 4 a 2 para volver a ser los mejores del Mundo. El VAR fue determinante, al igual que Pitana en la jugada que terminó en el primer gol. Croacia se va de pie.

 

Llegó el día esperado. La final de la Copa del Mundo de Rusia 2018 es historia. Francia y Croacia juegan el partido más esperado, con Néstor Pitana como árbitro y en Moscú, se define el nuevo campeón.

Croacia empezó mejor en el partido. Posicionó a sus laterales en el campo rival y dominó el balón en ofensiva pero no lastimó. Con el paso de los minutos se fue quedando y de contra Francia empezó a crecer.

A los 12 minutos el elenco Galo tuvo su primera llegada con claridad y facturó. De tiro libre, Griezman envió un centro al corazón del área chica, Mandzukic intentó desviarla y al peinarla decretó la ventaja francesa.

Pero el elenco croata supo reponerse rápidamente, neutralizó el juego ofensivo de su rival, se posicionó nuevamente en el campo de juego de Francia y empezó a generar peligro en ataque. A los 28 minutos, después de un tiro libre y dos cabezazos en el área grande, la pelota le quedó servida a Perisic, quien encaró, se acomodó y cruzó el remate para poner el 1 a 1.

A los 34 minutos, luego de un centro que llegó desde el corner derecho, Perisic bajó el brazo e impactó el balón. El VAR pidió intervención, Pitana lo analizó y cobró. Griezmann puso el 2 a 1.

Croacia volvió a reponerse en la continuidad del segundo tiempo pero no pudo acertar y se fue al descanso en ventaja. Francia fue contundente en el ataque y se llevó la ventaja.

En el comienzo del segundo tiempo el partido estuvo detenido un minuto por la invasión del campo de juego de tres hinchas, que fueron sacados por la seguridad privada.

A los 13 minutos Pogba salió de su área con un pase largo, habilitó en velocidad a Mbappé quien encaró al lateral, y tocó atrás para la llegada de Griezmann, quien dominó el balón y asistió a Pogba que probó de derecha y ante el rebote, acomodó el balón de zurda contra el palo derecho para poner el 3 a 1.

Un rato más tarde, la pelota le quedó a Mbappé, el enganche dominó, se acomodó, y acomodó el remate al primer palo, de media distancia y puso el 4 a 1 para un estadio que deliró con su juego.

Pero minutos más tarde, Croacia se repuso, con un regalo del arquero francés. Llorís la canchereó en el área chica, intentó gambetear a Mandzukic, y falló. El delantero la empujó y volvió a meter en partido a su equipo.