Oficialmente presidente de Estados Unidos

Donald Trump cuando tomaba juramento como el Presidente de los Estados Unidos número 45.

Informe Especial
Tamaño Letra
  • Font Size
El magnate neoyorquino Donald Trump se convirtió este viernes en el presidente número 45 de la historia de Estados Unidos al jurar el cargo en la ceremonia oficial de investidura ante las escalinatas del Capitolio. A las 12.00 en punto hora local (17.00 GMT), Trump proclamó el juramento con el que se compromete a “preservar, proteger y defender la Constitución de Estados Unidos”.
 “Así que Dios, ayúdame”, exclamó Trump al término del juramento. Trump juró el cargo sobre dos Biblias, una de su propiedad y otra que usó Abraham Lincoln en su primera toma de posesión, empleada también por el ya expresidente Barack Obama en sus dos investiduras (2009 y 2013). El juramento del cargo fue administrado por el juez John Roberts, presidente de la Corte Suprema de Estados Unidos. 

La Biblia que es propiedad del nuevo presidente de EE.UU. fue un regalo de su madre cuando terminó la escuela primaria, en junio de 1955, y lleva el nombre de Trump grabado en la parte inferior de la cubierta. La otra Biblia, la que utilizó Lincoln en su primera investidura presidencial, hace 156 años, forma parte de la colección de la Biblioteca del Congreso  y está encuadernada en terciopelo.

 Antes de la ceremonia y todavía como presidente electo, Trump afirmó en Twitter que hoy “comienza el trabajo” y que “el movimiento continúa”. El discurso tras juramentarse Trump prometió hoy durante su discurso de investidura que comenzará un “gran esfuerzo nacional para reconstruir el país” que “determinará el rumbo de Estados Unidos y de todo el mundo por muchos, muchos años”.

 “A mis conciudadanos estadounidenses y a la gente del mundo, gracias”, dijo Trump al comenzar su discurso de toma de posesión, nada más jurar el cargo de presidente estadounidense ante las escalinatas del Capitolio y de cientos de miles de seguidores.

 “Nosotros, los ciudadanos de Estados Unidos, estamos unidos en un gran esfuerzo nacional para reconstruir nuestro país y restaurar su promesa para todo su pueblo. Juntos, determinaremos el rumbo de Estados Unidos y de todo el mundo durante muchos, muchos años por venir”, agregó Trump. El nuevo mandatario anticipó que su Gobierno “enfrentará retos, confrontará retos”, pero hará el trabajo que sea necesario.