El uribista Iván Duque gana la Presidencia de Colombia con desafíos en la paz

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
El abogado Iván Duque, candidato del partido uribista Centro Democrático, fue elegido presidente de Colombia para el periodo 2018-2022 con un discurso de firmeza contra todas las formas de ilegalidad y la promesa de "modificar" aspectos del acuerdo de paz con las FARC que convenció a más de 10 millones de electores.


Duque, de 41 años, obtuvo en la segunda vuelta celebrada ayer, una votación sin precedentes en el país de 10.369.210 votos, equivalentes al 53,98 %, según datos de la Registraduría Nacional, autoridad electoral, con el 99,92 % de las mesas contabilizadas.

Su rival, Gustavo Petro, del movimiento Colombia Humana, también alcanzó una votación récord para la izquierda del país al recibir 8.031.249 apoyos, que representan al 41,81 %.
El voto en blanco, que en las últimas semanas ganó protagonismo como alternativa para los electores de centro, estuvo por debajo de lo que habían proyectado las encuestas y fue la opción escogida por 808.141 ciudadanos (4,20 %).

El presidente Juan Manuel Santos, tal como había prometido, llamó a Duque una hora después de que se confirmara su triunfo y le ofreció "toda la colaboración del Gobierno para hacer una transición ordenada y tranquila".

Ingresa a la presidencia el 7 de agosto

Duque gobernará Colombia y el país tendrá por primera vez una vicepresidenta en su compañera de fórmula, la también abogada conservadora Marta Lucía Ramírez.
Santos también felicitó a la Registraduría Nacional por su eficiencia pues menos de una hora después de cerrados los colegios electorales ya había contabilizado casi la totalidad de las mesas de una elección que transcurrió en absoluta calma y se sabía que Duque será el próximo presidente.

Petro reconoció la victoria de Duque

Petro, por su parte, reconoció vía Twitter la victoria de Duque, pero dejó claro que lo suyo no fue una derrota por los más de ocho millones de votos que recibió y dio a entender que su sueño presidencial sigue vivo al afirmar: "Por ahora no seremos Gobierno".
La participación fue del 53,02 %, ligeramente inferior al 53,38 % de la primera vuelta celebrada el pasado 27 de mayo.

"Para una segunda vuelta la votación ha sido histórica", dijo el registrador nacional, Juan Carlos Galindo.

Duque recibió en esta segunda vuelta 2,8 millones de votos más que en la primera, mientras que Petro amplió su caudal en casi 3,2 millones con respecto a la votación de hace tres semanas.
"La victoria de Duque era esperada y ahora le llegó el momento más duro porque tendrá que lidiar con una coalición demasiado amplia en términos de su composición", dijo a Efe el especialista en ciencia política y gobierno Mauricio Jaramillo Jassir, profesor de la Universidad del Rosario, de Bogotá.

Eso porque a Duque se le sumaron entre la primera y segunda vuelta políticos de distintos partidos, entre ellos los tradicionales Liberal y Conservador, el evangélico Mira o el polémico Cambio Radical, lastrado por casos de corrupción, que le ayudarán a construir las mayorías que necesita en el Senado y la Cámara de Representantes para gobernar.

Más Noticias de esta sección

Ingreso de Usuarios