Naciones Unidas prorroga por un año su misión de paz en Colombia

La ONU, que ha respaldado en todo momento el acuerdo de paz colombiano, continúa con esta misión su presencia en el país, después de una primera operación centrada en la vigilancia del alto el fuego y el desarme de las Farc.

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas respaldó por unanimidad la continuidad de la operación, extendiendo su mandato hasta el 25 de septiembre de 2019.

Naciones Unidas, (EFE).- Naciones Unidas aprobó la continuidad por un año más de su misión en Colombia, encargada de la verificación del acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc.
La prórroga llega en respuesta a una solicitud hecha el pasado agosto por el presidente, Iván Duque, y la antigua guerrilla, convertida ahora en partido político.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas respaldó por unanimidad la continuidad de la operación, extendiendo su mandato hasta el 25 de septiembre de 2019.

Sin ningún tipo de oposición dentro del Consejo y sin cambios previstos en la misión, la votación fue un mero trámite por parte de los quince Estados miembros.

Ya cuando aprobó en 2017 el mandato inicial de 12 meses, Naciones Unidas acordó que la operación, que tiene carácter civil, podría continuar por un total de tres años si así lo solicitaban las partes.

La presencia de una misión de la ONU para verificar la implementación del acuerdo de paz fue pactada por el Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC en sus negociaciones y, por ahora, cuenta con el respaldo de Duque.

En agosto, el nuevo presidente solicitó de manera oficial a la organización la prolongación de la Misión de Verificación de manera conjunta con las Farc.
En declaraciones a los periodistas, la embajadora colombiana ante Naciones Unidas, María Emma Mejía, aseguró que la extensión de la misión es "un voto de confianza" en la transición de un Gobierno a otro y en la "continuidad" del acuerdo de paz.

Mejía destacó que, para la ONU, Colombia sigue siendo "uno de los pocos procesos y acuerdos de paz que son exitosos".

La misión está formada por un contingente de unas 400 personas entre civiles y observadores y dispone de un presupuesto de unos 76 millones de dólares anuales.
El objetivo central de la operación es verificar la reintegración en la sociedad de los exguerrilleros y hacer que se garantice su seguridad y la de las comunidades afectadas por el conflicto.
La ONU, que ha respaldado en todo momento el acuerdo de paz colombiano, continúa con esta misión su presencia en el país, después de una primera operación centrada en la vigilancia del alto el fuego y el desarme de las Farc.

Según el diplomático, tras el cambio de Gobierno en Colombia se demuestra que "el compromiso no es limitado a lo que ha pasado en los últimos años" y que "va a seguir".
"Es importante en el contexto político colombiano, a veces complicado, que la comunidad internacional, a través de Naciones Unidas, demuestre este esfuerzo para facilitar lo que tiene que ser una responsabilidad principal de las partes colombianas", añadió. EFE

Más Noticias de esta sección

Ingreso de Usuarios