México entra a los museos del siglo XXI

Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size

De mirar a interactuar, y de sensores de movimiento a pantallas táctiles, el Museo de Historia Natural de Ciudad de México ha dado un salto al siglo XXI.

 

"Todas las grandes ciudades tienen museos de historia natural que son icónicos, que es una visita obligada y (el de México) no podía quedarse atrás", dijo a Efe la secretaria de Medio Ambiente del gobierno de Ciudad de México, Tanya Müller García.

Conceptos modernos

La infraestructura y los conceptos científicos y tecnológicos del museo se renovaron con una inversión de unos 12,1 millones de dólares del gobierno de la Ciudad de México, explicó Müller.

Lo más sorprendente ha sido la renovación del contenido, que ha rebasado los conceptos de mediados del siglo XX, que consideraban que los museos eran más para ver que para tocar.

"Hay muchas partes muy interactivas que para todos los niños, incluso para uno mismo, pueden ser muy interesantes", señaló Müller.

Müller aseguró que la renovación ha sido "importante en términos de contenido científico" porque ahora los niños y los adultos pueden aprender, y como ejemplo destacó la implementación de un árbol de la vida "que te explica los tres dominios de donde proviene toda la flora y fauna que tenemos en el planeta".

Recursos actuales

La renovación ha supuesto dejar en el pasado los sensores de movimiento que encendían las luces de los dioramas al paso de los visitantes, para instalar modernas pantallas táctiles que muestran datos bajo la demanda del usuario.

"Un museo de historia no puede permanecer estático porque la misma ciencia va cambiando", apuntó a Efe Abraham Hernández, un biólogo de 28 años con funciones de guía en este recinto ubicado en la segunda sección del histórico Bosque de Chapultepec.

En un recorrido por el recinto, el guía explica la importancia de que un museo de historia se mantenga actualizado.

Como ejemplo apunta al esqueleto del diplodocus, un dinosaurio icónico para el museo, que cuando el museo abrió en 1964, arrastraba la cola y sus huesos eran de color claro.

Entonces "se tenía el concepto de que los dinosaurios arrastraban la cola al caminar, que eran lentos y torpes; la ciencia al ir descubriendo nuevas cosas de los dinosaurios, se da cuenta que la anatomía obligaba a los dinosaurios a levantar la cola", dijo este joven guía del museo.

Más Noticias de esta sección

Ingreso de Usuarios