Gobernabilidad del agua, clave en América Latina ante la crisis climática

La gestión de los mares y océanos ocupó un espacio muy importante dentro de las exposiciones fue uno de los temas tratados en la segunda jornada de la cumbre mundial del clima.

Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Carlos Fernández-Jauregu aseguró que, una de las consecuencias del cambio climático es el deshielo en la cordillera de los Andes, que afecta directamente a países como Bolivia, Chile, Perú o Argentina.

Madrid (EFE).- La crisis del agua que sufren muchos países de América Latina, especialmente los sudamericanos, es uno de los principales desafíos que afronta la región para los próximos años en la lucha contra el cambio climático.

El problema de la gobernabilidad del agua en Latinoamérica fue uno de los temas tratados en la segunda jornada de la cumbre mundial del clima, la COP25, que se celebra en Madrid hasta el 13 de diciembre.

"No hay escasez de agua en el mundo, sino de infraestructuras e ideas", dijo el boliviano Carlos Fernández-Jauregui, coordinador adjunto del Programa Mundial de Evaluación de los Recursos Hídricos de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco.

El especialista en hidrología explicó que una de las consecuencias del cambio climático es el deshielo en la cordillera de los Andes, que afecta directamente a países como Bolivia, Chile, Perú o Argentina.

Por eso, "hay que garantizar el agua para las comunidades rurales y también para las capitales" de esos países y "ese es el reto para los próximos años, suministrarles agua de buena calidad", dijo.

Para alcanzar ese objetivo Fernández-Jaúregui subrayó que debe darse una gestión a nivel "internacional", leyes que sean "más modernas" y formación en recursos humanos.

"No puede ser que existan profesionales del siglo XIX para dar soluciones a problemas del siglo XXI", remarcó.

"El agua en la región sufre una crisis de gobernabilidad y solo los países que sepan gestionarla estarán en primer nivel", reiteró.

El especialista de la Unesco fue uno de los ponentes del evento No Planet B Latino Summit, que se desarrolló de forma paralela a las sesiones institucionales dentro de la cumbre.

La gestión de los mares y océanos ocupó un espacio muy importante dentro de las exposiciones, en las que participaron, entre otros el embajador de República Dominicana en España, Olivo Rodríguez Huertas, quien subrayó que la protección del mar y de las especies es una "vital y prioritario" para el Gobierno de su país.

Más Noticias de esta sección

Ingreso de Usuarios