¿Qué paso con Homero? Fiscalía anuncia investigación sobre el caso

Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Este viernes se conoció por medio de redes sociales de la muerte de Homero, un perro de raza American Bully, que, según su propietaria, falleció en la bodega de un avión de la aerolínea Easy Fly mientras viajaba de Puerto Asís a Cali.

De acuerdo con la denuncia de María Fernanda Echeverry, el pasado 13 de enero cuando viajó, no pudo llevar a Homero en la cabina de pasajeros debido a las políticas del vuelo. Sin embargo, cuando llegó a su destino descubrió que la mascota había muerto.

La denuncia  

“Homerito falleció en la aerolínea easyfly, compré el tiquete aclarando que viajaba única y exclusivamente con mi perrito, llego al aeropuerto donde me manifiestan que no puedo viajar con él, jamás nos separabamos, siempre viajaba conmigo las horas que fuese necesario y por políticas de la empresa sin aclarar me hicieron cambiar el modo de viaje de mi mascota (me habían dicho que podía viajar en cabina y a última hora me dijeron que debía ir en bodega) ,  les insistí que lo dejaran viajar junto conmigo, les insistí y les insistí pero fue NO rotundo y  que de lo contrario perdería mi vuelo, entonces les manifesté que me dieran una solución ya que sin él no viajaba, adicionalmente  les recomendé y les exigí que lo ubicaran en un lugar seguro con el guacal que le había comprado para viajar cómodamente. Lamentablemente al llegar a mi destino me encuentro con que mi mascota había fallecido, cuando me bajé del avion corrí a verlo para recibirlo con ansias y me encuentro con una escena impactante, estaba debajo de todas las maletas sin vida, no lo ubicaron como debían y no le dieron el espacio suficiente para poder respirar, en ese instante supe que mi bebé no había sido fijado adecuadamente y puesto en un lugar donde pudiera llegar a salvo, es más ni siquiera me dieron explicaciones de su muerte, simplemente me lo entregaron como cualquier objeto más, evadiendo cualquier tipo de responsabilidad” narra María Fernanda en su cuenta de Instagram.

La joven anexa que: “cualquier persona racional sabe que todo ser vivo necesita de oxígeno para vivir y para no especular al consultar con un veterinario y alguien experto en transporte de animales de esta raza ( american bully) me confirma que el avión en el que viajé no deben ir animales en bodega ya que  a pesar de que la presusizan cuando alcanza 25 mil pies de altura, baja la temperatura generando hipotermia y posteriormente hipoxia, siendo esta la causa de muerte, mi mascota debía ir en el mismo fuselaje del avión detrás de la cabina del piloto, en el espacio antes de comenzar la cabina de pasajeros”.

Por su parte EASYFLY, dijo que en el caso de Homero no se presentó la documentación requerida para su transporte en la cabina, que incluye certificado médico de apoyo emocional y carnet de vacunas.

Y que además que como transportadores, “desconocernos las condiciones de salud con las que los animales abordan las aeronaves. Así como las condiciones especiales físicas. Emocionales de temperatura o presión, que el animal puede soportar durante el viaje, por lo que son sus dueños las personas idóneas para determinar si previo cumplimiento de las normas aeronáuticas. Los animales pueden o no viajar”. Por último expresó su solidaridad ante estos hechos.

Por estos hechos, la Aeronáutica Civil inició investigación de oficio y adelanta las averiguaciones preliminares correspondientes. Del mismo modo anunciaron ya se hizo contacto la propietaria de Homero para conocer detalles de modo, tiempo y lugar en los que ocurrió el hecho que llevó a la muerte del animal.

Por su parte, la Fiscalía General de la Nación emitió un comunicado en el que recordó “que las empresas transportadoras tienen la obligación legal de garantizar la vida, integridad física y emocional de animales y familias que utilizan sus servicios”.



Más Noticias de esta sección