Para dirigir un país se requiere que esa persona reúna las más relevantes calidades humanas, una ostensible autoridad moral, un brillo de su inteligencia, una honestidad a toda prueba, una probada capacidad profesional, una entrega total al servicio de sus compatriotas, una reconocida experiencia administrativa, una excelente comunicación oral y escrita con sus ciudadanos.

Existe en un sector de la opinión pública colombiana,  la creencia de que la ligera ventaja del izquierdista Gustavo Petro en las encuestas, le dará para llegar a  la Presidencia de la República, algo que puede suceder ,pero como dice el refrán popular, debe correr mucha agua ‘debajo del puente’.

La tensión que se vive en Arauca, en la frontera colombiana con Venezuela, tras la oleada de asesinatos selectivos emprendida por la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, Eln, la semana pasada contra una disidencia de las Farc, ha provocado el desplazamiento de 170 familias, alrededor de unas 673 personas.

El año comenzó de la peor manera en Arauca, un departamento de los Llanos Orientales, que limita con Venezuela, zona que ha sido históricamente manejada por las guerrillas pero que desde el acuerdo de paz con las Farc parecía apaciguada; sin embargo, la paz no fue duradera ni valida y la pasada semana, en ese departamento, se vivió la masacre de 27 personas.

El accidente de tránsito del pasado mes de diciembre en el sureste de México, en el que fallecieron 56 migrantes centroamericanos y más de 100 resultaron heridos, abre una herida más en el profundo drama de la crisis migratoria de la región.

Rusia y la OTAN viven, en torno a Ucrania, una experiencia de guerra fría. En lugar de misiles, van y vienen declaraciones, movimientos de tropas con calculado aire amenazante, silencios sospechosos, advertencias de disuasión sobre eventuales consecuencias devastadoras de cualquier movimiento equivocado, llamados a la cordura y proclamas más o menos hipócritas en favor de la paz.

El director del Instituto Antártico Chileno, Inach), Marcelo Leppe, inspecciona fósiles recogidos en la Antártida, el 19 de diciembre de 2021, en Punta Arenas, Chile. El final de la costanera del estrecho de Magallanes, al extremo sur de Chile, era a mediados del siglo XIX un punto señalado en la cartografía de los colonos británicos para ubicar con facilidad el anhelado "Río de Minas", bautizado por su cercanía a los codiciados yacimientos de carbón. (Foto EFE/ José Caviedes)

Simpatizantes del presidente electo de Chile, Gabriel Boric, esperan para saludarlo al exterior de su centro de operaciones, la "Moneda Chica", mientras este se reúne con líderes de la futura coalición opositora, en Santiago, Chile. Los partidos de la actual coalición oficialista de derecha "Chile Vamos" fueron recibidos este miércoles por el presidente electo, Gabriel Boric, con el que abordaron su rol en la próxima administración y temáticas urgentes, como la violencia en la zona sur del país. "Es una buena señal. Venimos con un espíritu constructivo, vamos a ser una oposición constructiva, no venimos con el espíritu destructivo que vimos", dijo Macaya. (Foto EFE/Alberto Valdés)

Semanas antes de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022, la capital está haciendo los últimos preparativos, mientras China lucha contra la nueva ola de la pandemia de coronavirus Covid-19, con millones en todo el país encerrados y severas restricciones de viaje. Los Juegos Olímpicos están programados para el 4 de febrero, lo que convierte a su capital en la primera ciudad del mundo en albergar los Juegos Olímpicos de Verano, 2008, e Invierno, 2022. 8(Foto EFE/EPA/Román)

Una clienta compra en un mercado de Sao Paulo, Brasil. La inflación de Brasil acumuló un 10,06 % en 2021, el mayor nivel en los últimos seis años, impulsada por la subida de los precios de los combustibles y por la crisis energética que vivió el país por la falta de lluvias. (Foto EFE/ Sebastiao Moreira)cy  

Paulina Fernández prepara una rosca de reyes ayer 6 de enero en la Ciudad de México, México. La pandemia ha convertido a muchos mexicanos aficionados a la cocina en reposteros emprendedores que aprovechan cualquier buena oportunidad, como es la fiesta de los Reyes Magos, para preparar la tradicional rosca de reyes de manera artesanal y venderla aprovechando sus contactos y las redes sociales. (Foto EFE/Alex Cruz)

Una enfermera inyecta a un hombre de 74 años la cuarta dosis de la vacuna de la Covd-19 en un centro de vacunación en Jerusalén, Israel, que aprobó la administración de la cuarta dosis de la vacuna Covid-19 para personas mayores de la edad de 60 años, así como el personal médico en medio de un aumento de infecciones y preocupaciones por la variante 'Omicron' del Sars-CoV-2, el virus que causa COVID-19. La cuarta dosis se ofrecerá con la condición de que hayan transcurrido cuatro meses desde la fecha de recepción de la tercera. (Foto EFE / EPA / Abir Sultan)

En momentos de que la Nación se dispone como constituyente primario  a escoger a quienes llevarán su voz y voto en el Ejecutivo y Legislativo vale la pena hacer recomendaciones que se deben tramitar para lograr  el Desarrollo Rural y Agropecuario en Colombia:

El nuevo año se estrena con una América Latina, nada auspiciosa en varios frentes, en contravía con los consabidos informes de agencias oficiales y crediticias, que identifican sus jugosos balances, en un ejercicio imposible, con las desnutridas finanzas de los países en donde se originan esos informes. Nada nuevo: extrapolar unos resultados macro a sociedades deprimidas que acusan pobreza y miseria crecientes.

En una democracia madura las elecciones son un asunto importante pero ordinario. Me explico: los comicios, presidenciales y para la elección del legislativo, tiene el valor fundamental de escoger a quienes dirigirán la nación en los siguientes cuatro a seis años, de acuerdo con lo establecido en sus respectivas cartas constitucionales. Sin duda, es un asunto crucial.

Son ya 57 las enmiendas a la Constitución Política y buena parte de ellas han sido regresivas. Ello se explica, en gran medida, al fetichismo normativo, consistente en la falsa creencia de que basta con cambiar las leyes para cambiar, como por arte de birlibirloque, la realidad.

No tenía ni idea de quién era Richard Castle hasta aquella mañana en que, paseando por la sección de novela policiaca de la Librería Lé, mi novia me señaló uno de sus múltiples libros en lo alto de una estantería. “¿Y ese quién es?”, pregunté.

El país está sumergido en una decepción histórica de lo que tiene que ver con la justicia.

Publicidad