Con cerca de 18.000 muertos y más de 270.000 casos confirmados por Covi-19, Brasil, epicentro de la enfermedad en América Latina, se ha convertido en un vecino incómodo para los diez países con los que comparte frontera.

Hoy en el colectivo imaginario no es muy concebible que todavía existan y funcionen como tales las Instituciones monárquicas.

La crisis económica y las restricciones para viajar por la Covid-19 pueden exponer a migrantes y refugiados a mayores abusos y hacerles caer en situaciones de casi esclavitud, como la trata de personas, una práctica que puede incrementarse peligrosamente en estos tiempos tan difíciles.

¡Vade retro, Satanás! Ese parece ser el grito que usan algunos dirigentes latinoamericanos para enfrentarse contra la Covid-19; presentar la fe religiosa para retar al virus es una estrategia muy común para distraer las responsabilidades propias de Gobierno y encontrar así el consuelo espiritual frente a los contagios terrenales por la pandemia.

El liderazgo del presidente Duque en Latinoamérica es indudable; su papel protagónico refleja su interés en preservar la democracia, fortalecer los derechos humanos y construir un futuro con un desarrollo firme y promisorio para los habitantes de esta región.

Para la mayoría de los colombianos la extensión de la cuarentena fue un alivio, ya que, a pesar de la difícil situación económica por la que atraviesa el país y de todas las medidas de control tomadas por el gobierno, en el interior de cada ciudadano colombiano existe cierto temor, que al salir, se pueda contagiar con el coronavirus.

Fotografía de archivo sin fechar, cedida por el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, muestra la obra El Barbero de Sevilla en las instalaciones del Teatro, en Bogotá (Colombia). El Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, referencia en América Latina por su calidad artística y modelo de gestión inspirado en el Gran Teatro del Liceu de Barcelona, celebra su décimo aniversario enfocado en lo digital para mantener viva la oferta cultural en Bogotá a pesar del coronavirus. Desde su inauguración, el 26 de mayo de 2010, el Teatro Mayor ha realizado 1.536 funciones en las que han tomado parte 35.063 artistas de 957 compañías procedentes de 66 países. EFE/ Teatro Mayor Julio Mario Julio Mario Santo Domingo

Fotografía del 19 de mayo de 2020 que muestra a integrantes de la tripulación del barco Carnival Glory mientras navegan entre República Dominicana y Cozumel (México), en aguas del Caribe.

Una advertencia en la caja de un supermercado en el sector de Puente Aranda pide a las personas que usen guantes, mascarilla y que mantengan distancia este viernes, en Bogotá (Colombia). Puente Aranda es una de las cinco nuevas zonas en alerta naranja por la pandemia del COVID-19. Sectores que estarán bajo vigilancia epidemiológica para frenar la cadena de contagios en la capital colombiana. EFE/ Carlos Ortega

Una familia de migrantes venezolanos descansa a las afueras de la alcaldía de Cali, a la espera del transporte que los llevará a la frontera con Venezuela, en un retorno voluntario que salió la madrugada del miércoles desde Cali (Colombia). La alcaldía de Cali y Migración Colombia facilitaron el transporte terrestre para los 500 venezolanos que decidieron regresar a su país en medio de la pandemia de covid-19, que les ha restado las posibilidades de sobrevivir en tierras ajenas. EFE/ Ernesto Guzmán Jr

Fotografía cedida por la Alcaldía de Bogotá que muestra a la Alcaldesa de Bogotá (Colombia) Claudia López hablando desde el parlante de una carro de la Defensa Civil Colombiana mientras recorre este sábado, las calles de algunos barrios del sur de la capital colombiana. "Les pedimos que, por favor, no salgan a la calle si no necesitan hacerlo" dijo la alcaldesa a quienes habitan las zonas que tienen más casos confirmados de la COVID-19. Funcionarios de salud realizaron una jornada de limpieza y desinfección. EFE/ ALCALDÍA DE BOGOTÁ

Un joven lanza una pelota durante una practica de béisbol este viernes en un parque en Santo Domingo (República Dominicana). Un batazo tras otro, las pelotas siguen volando en Santo Domingo, una de las principales capitales del béisbol del Caribe. Pero ahora, en tiempos de coronavirus, no vuelan la cerca del 'play' sino que aterrizan en las carreteras o, de vez en cuando, en los faros de un automóvil. Y es que la pandemia ha obligado al béisbol amateur a buscar refugio en las calles, en los descampados, lejos de las canchas, cerradas hace ya dos meses. EFE/Orlando Barría

 El sábado 9 de febrero con el título “La Elección del general Rafael Reyes,” en el espectador, por enésima vez el conocido Óscar Alarcón ventila sus calumnias contra la dignidad del “cacique electoral” Juanito Iguarán. Ya le he contabilizado más de seis escritos con el mismo reprocho y más de un cuarto de siglo sin dejarse leer una profunda y sana expresión a este cacique.

Por razones de trabajo, hace 25 días, tuve que trasladarme desde Bogotá a varias zonas agrícolas y ganaderas de la región Caribe.

Impunidad e incumplimiento, en esas dos palabras resumo el resultado de lo pactado en el acuerdo que Juan Manuel Santos firmó con las Farc, el primero de diciembre de 2016. Han pasado tres años, y a la fecha, ni una de las más de dos millones de víctimas de las FARC ha sido reparada con dineros de ese grupo. Y eso que el centro del acuerdo se suponía era resarcir a las víctimas, aquellas que vivieron en carne propia los deleznables actos de terror, muchos incluso catalogados como crímenes de lesa humanidad, como el secuestro, reclutamiento de menores, vejámenes sexuales, actos terroristas, entre otros.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) prevé que las medidas de confinamiento y de contención para hacer frente al covid-19 amenaza con aumentar los niveles de pobreza relativa de los trabajadores de la economía informal a nivel mundial, de tanto como 56 puntos porcentuales en los países de bajos ingresos.

El sector eléctrico colombiano, cuya matriz depende en un porcentaje del 67.8 % de la generación hídrica, ello lo torna muy vulnerable ante las inclemencias del tiempo.  Pues bien, a consecuencia de la variabilidad climática, en los últimos 6 meses se han registrado, según el Ideam,  muy bajas precipitaciones, por debajo de los promedios históricos. […]

La llegada del Covid-19 a Colombia y la abrupa caída en los precios del petróleo sumieron a nuestra economía en una crisis que no se esperaba, más cuando en 2019 el país logró un crecimiento de 3,3%, el más alto desde 2014, una evidencia clara de que el país retomó su rumbo y logró una economía sólida, ejemplo para la región.

Publicidad