28
Mar, May

María Corina Machado, una heroína que encadenó el miedo

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Jesús Iguarán Iguarán

Jesús Iguarán Iguarán

Columna: Opinión

e-mail: jaiisijuana@hotmail.com


Hace un cuarto de siglo que Venezuela eligió presidente al golpista Hugo Rafael Chávez Frías, antes de posesionarse como mandatario, viajó por más de una vez a Cuba para entrevistarse con Fidel Castro, quien ya rayaba en el poder por diez lustros. Al parece esos viajes lo nutrió de un régimen dictatorial en el que podía perpetuar en el poder.

El dos de febrero del año 1999 se juramentó como presidente de los venezolanos, en su posesión como mandatario anunció que no sabía cuánto tiempo podía permanecer en el poder. Lo cierto fue que el planteamiento de su discurso de posesión no tenía nada de risueño, de democrático ni de animado. Desde esa fecha, amaestrado por la desgracia, sus diseños de gobierno han dejado a Venezuela en tan deplorable situación de abatimiento. 

Al morir en el 2013 dejó como legado a dos presidentes, uno que dicta las leyes y otro quien la ejecuta. Veinte cinco años, lleva este régimen hollando con los tacones de estos legados al pueblo de Bolívar, estos dos monstruos han sido quienes en más de una ocasión han aplicado las leyes a su manera y antojo, aun los acuerdos que se firmaron recientemente en la isla caribeña de Barbados, con la oposición y el gobierno de Bylen, están que finiquitan porque el régimen ha asumido una conducta de incumplimiento.

La ciudadana opositora del régimen María Corina Machado, ha sido elegida candidata de la unidad de oposición en las reciente elecciones primarias, pero según el presidente ejecutor aún pesa ella una inhabilidad que le impide participar en la carrera a la presidencia. Incluso el inconformismo del régimen a adoptado por abrir una investigación contra Jesús María Casal y Mildred Camero, quienes organizaron la elección opositora. 

María Corina Machado, es una dama que lucha incansablemente por la paz de su pueblo, una dama que no conoce el agotamiento, exhausta ha encadenado el miedo, una mujer llena de energía moral, de prestigio evidente, de autoridad intelectual, una mujer que por amor a su pueblo ha enclaustrado el temor, y por encontrase armada con la razón, ha encendido la luz de la valentía y no teme enfrentar a un gobierno que no ha hecho si no llevar a Venezuela al abismo de escándalo y miseria en que ahora agoniza, incluso el socialismo por mantenerse en el poder, no ha dejado de sumergir al país en un engendro de trastornos e inconformismo. 

La presencia de esta heroína ha sido la piedra en el zapato de un gobierno que por un cuarto de siglo mantiene de manera estéril a la nación y como no han podido encuentran cadenas para cristalizar sus ímpetus de buscar la paz y la tranquilidad de los venezolanos, han tratado de frenar su carrera política creando obstáculos para que se le congele el deseo de tomar la primera magistratura de Venezuela. 

Con los legados de Chávez, Venezuela ha soportado la peor crisis económica de la historia, el régimen ha destruido un alto porcentaje de su Producto Interno Bruto y ha logrado que cerca de la cuarta parte de sus compatriotas emigren en busca de un vivir donde puedan encontrar una selva dotada de justicia. 

Al parecer el régimen de ¡Cabello!, perdón, quise decir de Maduro, ya siente que la aspiración de esta dama a la presidencia, cada día le está cercando más y más el nudo entorno a su garganta. 

Este gobierno por mantenerse en el poder podía ingeniarse irregularidades que la priven de la libertad, o concebir calumnias para tronchar su aspiración, pero la habilidad que conserva esta dama no parará mientes a estos ladridos, porque “cuando los perros ladran, es porque sienten que los caballeros van cabalgado a su terruño”



Más Noticias de esta sección

Ingreso de Usuarios