15
Lun, Jul

¿La Troncal del Caribe, la vía del terror y qué pasa en los barrios de Riohacha?

La grancantidad de homicidios en esta via nacional, tiene preocupados a los riohacheros.

Judiciales - Local
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger
Este año se ha visto una serie de homicidios en la Troncal del Caribe que causan terror y dejan muchos interrogantes y mensajes en los habitantes de Riohacha. Se han encontrado personas calcinadas, otras maniatadas y con varios impactos de arma de fuego, hasta los rematan por si acaso quedan vivos.

Esto sucede en la vía de Riohacha al corregimiento Camarones, que se ha convertido en el sitio predilecto para tirar los cadáveres: esto sin lugar a dudas muestra inseguridad en todo este corredor vial.

Esta situación es de gran preocupación. Nada más el fin de semana pasado, se registraron cinco asesinatos, cuyo modus operandi son muy similares, varios cuerpos fueron encontrados en la Troncal del Caribe, cerca del resguardo Rizi- Las Delicias hasta La Pista; es como si al tirarlos en esta zona de la Troncal del Caribe, se quisiera dejar un mensaje.

El caso más reciente; es el de los dos primos; uno vivía en Uribia y otro en Riohacha. Se trata de Romel Meza Forero y Ezequiel Laguna Forero, cuyos cadáveres fueron encontrados por las autoridades a la altura del kilómetro 83, por el sector La Pista, en la Troncal del Caribe hacia Camarones.

Otro caso, el de Antony Andrés Ricardo Liscano, fue encontrado con tres impactos de bala en su cuerpo en un sector conocido como la Poza Romántica, en zona rural de Dibulla.

El sicariato se traslada a los barrios; en la comuna 10 de Riohacha, fue baleado Sairo Garrido Mejía, de 47 años de edad, de oficio albañil; cuando sujetos en motocicleta le llamaron por su nombre y lo asesinaron.

En el mes de septiembre en La Guajira, se registraron 22 homicidios, los mayores casos se concentraron en cuatro municipios; Riohacha, con 13, seguido de Maicao con cinco homicidios, Dibulla y Manaure con dos asesinatos respectivamente.

En este mes, el sicariato también operó en los barrios de Riohacha, sectores señalados como zonas de microtráfico, el barrio Nuevo Horizonte, Dividivi, Marbella, Las Tunas, 7 de Agosto y en la Troncal del Caribe; allí se presentaron algunas muertes antes mencionadas, personas con antecedentes judiciales y también inocentes que cayeron en manos de sicarios en moto.

El modus operandi es muy similar a los casos registrados en la comuna 10, para el mes de octubre. También cuando caminaba por la vía pública, calle 71 con carrera 12, barrio Dividivi, fue baleado Iván González conocido como el Turro, (17 de septiembre pasado).

El 14 de septiembre fueron baleados, los hermanos Tomás González, de 53 años y Daniel Ruiz González, de 40 años, cuando un sujeto en moto llegó a la terraza de la vivienda de Tomás, quien tenía anotaciones judiciales; casi simultáneamente en el barrio Marbella, se comete otro homicidio; un hombre que caminaba por la vía pública, Javier Alberto Mercado conocido como ‘Cara Sucia’ y vendedor de pescado se le acercaron sujetos en moto y lo asesinan.

En septiembre fue baleado Ojo Chiquito (José Gabriel Rodríguez, quien había salido de la cárcel para esos días). También Darwin Olmos Prado, de 24 años en el barrio Nuevo Horizonte, Yeiner Zala en el barrio La Luchita y Roger Mendoza Alvarado, de 27 años de edad.

Recientemente, las autoridades policivas capturaron a tres presuntos integrantes de las Autodefensas Conquistadoras de la Sierra Nevada, “en un esfuerzo conjunto por garantizar la seguridad y convivencia, el grupo Antisecuestro y Antiextorsión en coordinación de Fiscalía 4 especializada de Riohacha… materializaron las capturas de Deyolis Molina Barraza, Ángel Morales Bello y Luis Montiel González.

Todo esto nos deja una radiografía de lo que puede estar sucediendo en la Troncal del Caribe, a donde van a parar todos los muertos, ¿A quién dejan el mensaje? y mientras tanto en los barrios, hacen ajustes de cuentas, quitando territorios y poniéndose otros, es microtráfico. Las autoridades llevan a cabo las investigaciones para esclarecer todos estos casos, en donde muchos de los asesinados tienen anotaciones judiciales.