Mueren en Bogotá 2 niños tras ingerir medicamento equivocado de una farmacia

Judiciales - Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
(EFE).- Dos hermanos de siete y diez años de edad murieron en Bogotá luego de ingerir un medicamento equivocado entregado por una farmacia de la cadena Cruz Verde, que admitió este viernes su responsabilidad en este caso que tiene conmocionado al país.
La tragedia ocurrió la semana pasada cuando los dos niños fueron llevados por su madre a una consulta con un médico de la organización Sanitas en el populoso sector de Suba, en el noroeste de Bogotá, quien le recetó unos medicamentos que la mujer retiró en una droguería de Cruz Verde en el sector de Santa Bárbara.

El médico recetó a los menores el antiparasitario Albendazol y en la farmacia entregaron a la madre el analgésico Tramadol, que afecta el sistema nervioso central y que la mujer suministró a sus hijos sin percatarse que se trataba de un medicamento diferente al ordenado, lo que llevó al fallecimiento de los dos niños, según medios locales.

Error fatal

"Cruz Verde reconoce su responsabilidad en este caso y en tal sentido ratifica su compromiso para respaldar y responder de manera integral a la familia López Torres, con la convicción de que nada podrá mitigar su profunda tristeza", dijo la compañía en un comunicado.

El documento agrega que las investigaciones concluyeron que "se trató de un error personal en la dispensación de un medicamento equivocado por parte de la auxiliar farmaceuta (...) quien desconoció de manera grave los estrictos protocolos para dispensación de medicamentos establecidos por la organización".

La compañía indicó que ya tomó las medidas del caso y que la "funcionaria fue despedida con justa causa de manera inmediata" y que "los graves hechos ocurridos han llevado a Cruz Verde a una revisión aún más profunda de sus estrictos protocolos de almacenamiento y dispensación y a reforzar con alertas en todos sus puntos de atención al público".

La empresa dijo que está dispuesta para declarar legalmente ante todos los investigadores del caso.

"Cruz Verde se ha puesto a disposición de todas las autoridades: el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), la Fiscalía General de la Nación, la Secretaría de Salud del Distrito, la Superintendencia Nacional de Salud y el Ministerio de Salud para colaborar de manera irrestricta con todas las investigaciones generadas por esta lamentable tragedia", agrega el comunicado.

Aclaración médica 

Al respecto Sanitas explicó en un comunicado que luego de revisar los hechos estableció que la atención que recibieron los menores en la consulta fue la correcta.

"La actuación de nuestros profesionales de salud en la atención a los menores y la formulación de los medicamentos fue correcta en todo momento, ordenando el medicamento indicado, sin incurrir en ningún error", manifestó la empresa en un comunicado.

Sanitas añadió: "los hallazgos obtenidos permiten establecer que aparentemente habría existido un error en la dispensación del medicamento por parte de Droguerías y Farmacias Cruz Verde, empresa independiente, y ajena a nuestra entidad y a nuestra organización, encargada de la dispensación de los medicamentos a nuestros afiliados". EFE

Más Noticias de esta sección

Ingreso de Usuarios