Las pruebas más eficaces

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Las pruebas de antígenos, PCR y anticuerpos se han convertido en herramientas clave en la batalla contra la Covid-19 pues ayudan al diagnóstico, toma de decisiones, dar seguimiento a pacientes que superaron la enfermedad y ahora también para aumentar la eficacia en la vacunación.

En el contexto de la llegada de nuevas vacunas contra el coronavirus, estas pruebas podrían ser fundamentales para mejorar los planes de inmunización especialmente en aquellos países que cuentan con pocas dosis de los biológicos; sin embargo, cada prueba cuenta con características específicas que definen su elegibilidad y esta depende de la fase de la enfermedad en la que se encuentra el paciente, el lugar donde se realiza la prueba y su propósito.

Los test contra la Covid-19 se dividen en dos grupos: los que sirven para detectar una infección aguda de Sars-CoV-2 y los que miden la respuesta inmunológica ante la infección o la vacunación.
Las pruebas moleculares o PCR sirven para detectar la infección inclusive en pacientes asintomáticos, mientras que la de antígeno proporciona una respuesta cualitativa sobre la presencia del virus en el organismo.

Esto quiere decir que con ambas pruebas una persona puede saber si tiene la infección activa, aunque la PCR, es más precisa y específica. Las ventajas de las pruebas de antígeno es que no requieren de una gran infraestructura para llevarse a cabo, son más baratas y su resultado se obtiene en poco tiempo.

Por otro lado, existen las pruebas de anticuerpos, las cuales detectan la respuesta inmunológica para confirmar si el paciente ha generado anticuerpos naturales o artificiales, con la vacuna.

La utilidad de estas pruebas empieza a considerarse y por ello la Cruz Roja ecuatoriana firmó hace unas semanas una alianza con Roche para efectuar pruebas pre y posvacunación, lo que sirve como un buen ejemplo para toda la región.

Tambiénes importante el periodo posvacuna pues se puede valorar la respuesta inmune artificial a la proteína S del coronavirus y con ello determinar la efectividad del suministro de la misma y la respuesta inmune en el organismo de los pacientes; esto ayudará también a los pacientes a decidir, en caso de que no desarrollen inmunidad con la vacuna, qué otras opciones de inmunización tienen. Otros de los beneficios que tienen las pruebas de anticuerpos para la Covid-19 está en el desarrollo de las vacunas.

Las pruebas están en toda Latinoamérica y cada filial trabaja en sus usos. Por ejemplo, en Estados Unidos las pruebas antiS han sido parte de las pruebas de la vacuna de Modernaz.

Puede ser que la inmunidad que se espera tene tras haber contraído Covid-19 o tras la vacuna nos sirva para el virus "original", pero se ha visto que esa inmunidad no sirve para mutantes como las africanas. Es por ello que, la única y efectiva manera de evitar contagios es con mascarilla bien colocada o doble mascarilla, distancia mínima de dos metros y lavado de manos ya que esto ofrece protección de 96,5 % y eso es igual o mejor que cualquier vacuna.


Más Noticias de esta sección