El Reino Unido subsidiará por reemplazar calentadores de baja emisión

Medio Ambiente
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Londres, (EFE).- A los hogares británicos se les ofrecerá a partir del próximo abril 5.000 libras (5.800 euros) en subsidios para ayudarles a reemplazar los viejos calentadores de gas por unas bombas de calor de baja emisión de carbono, anunció este martes el Gobierno.


Las ayudas forman parte del objetivo del Ejecutivo conservador de conseguir que todas las nuevas instalaciones energéticas sean de baja emisión para 2035, si bien las familias no estarán forzadas a retirar sus actuales calentadores de gas.

No obstante, el Gobierno espera que a partir de 2035, ya no se venderán las calderas de gas convencionales.

El Gobierno tiene como meta reducir a cero las emisiones contaminantes del Reino Unido hacia 2050.

El responsable del área de ciencia del grupo ecologista Friends of the Earth, Mike Childs, dijo este martes que esta ayuda no es suficiente y es posible que no se llegue a cumplir el objetivo de instalar unos 600.000 bombas de calor de baja emisión en 2028.

Asimismo, la organización Greenpeace considera necesario que el Gobierno aporte más dinero para acelerar el cambio hacia una energía de baja emisión de carbono.

"Una señal más clara hubiera sido la eliminación de nuevos de calentadores (por la compra) antes de 2035", dijo a los medios Caroline Jones, de Greenpeace.

El ministro de Empresa y Energía, Kwasi Kwarteng, señaló que, a medida que la tecnología mejore y los costes bajen en la próxima década, "esperamos que los sistemas de calefacción de bajo carbono sean la opción clara y asequible para los consumidores".

"A través de nuestro plan de ayuda, vamos a asegurar que la gente pueda elegir una alternativa más eficiente", agregó.

Según los expertos, las bombas de calor, que se activan con electricidad, obtienen la energía del aire o el agua, como si fuera una nevera pero a la inversa.

La empresa energética Octupus Energy indicó este martes que espera que los hogares contribuyan inicialmente con 2.500 libras (2.900 euros) para el coste de la instalación de las bombas de calor, equivalente al coste de un calentador de gas, mientras que el Gobierno subsidiará el resto del coste. EFE


Más Noticias de esta sección