Corea del Sur acelera su ritmo de compras de productos colombianos

Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Camarones, flores, café y banano son algunas de las categorías de productos que jalonaron un aumento de 19,6% en las exportaciones colombianas hacia este país asiático, entre enero y julio de este año. Las ventas no minero energéticas a este destino ya superan los US$122 millones.

El apetito por los productos colombianos está ganando cada vez más fuerza entre los consumidores surcoreanos. Así lo evidencian las cifras de exportaciones no minero energéticas de Colombia hacia este país asiático, que crecieron 19,6% entre enero y julio de este año, al comparar con el mismo periodo de 2019. Esto, al registrar US$122,3 millones, con un aumento de US$20 millones, según cifras del Dane, con análisis de ProColombia. Incluso, estas cifras ya están por encima de las exportaciones a países como Francia o Italia.

“Corea del Sur es un socio estratégico en Asia para Colombia y uno de los 57 mercados priorizados para los exportadores dentro del plan de reactivación económica Compromiso por Colombia. Además de las ventajas arancelarias del acuerdo comercial, Corea ofrece oportunidades para las empresas colombianas, dado que tiene un PIB per cápita superior a los USD 31.000 y que se estima estará dentro de las 10 economías más grandes a final de este año. Es un mercado que constantemente está demandando productos en los cuales Colombia es competitivo, como los alimentos procesados, confecciones e insumos para empaques”, indicó Flavia Santoro, presidenta de ProColombia. 

Al ver en detalle el crecimiento de las ventas internacionales hacia Corea del Sur, se evidencia que la cadena de mayor impacto fue la de agroalimentos, con un crecimiento en el primer semestre del año del 28,6%. Acá se resalta tanto el crecimiento de productos ya presentes en el mercado, como el ingreso de nuevo productos que han logrado diversificar la oferta exportable colombiana en este mercado.

Productos consolidados como el café y en menor medida las flores, obtuvieron crecimientos del 21,1% y 13,7% respectivamente; a lo cual se le sumó el ingreso de nuevos productos colombianos como las primeras exportaciones de camarón en el 2018 con las que se llegó a exportar cerca de USD4 milliones, entre enero y julio de este año, es decir un crecimiento del 79,3% con respecto al mismo periodo del año anterior.

De la misma manera el banano, que después de tener exportaciones esporádicas, durante este año se logró consolidar y superar los USD 6 millones en lo corrido del año, con lo cual se espera que Colombia sea el segundo origen de proveeduría en Corea del Sur. 

Adicionalmente, se observan productos de alimentos procesados en el mercado coreano. Por ejemplo, frutas como aguacate congelado y concentrado de mango, vienen ganando terreno con un crecimiento del 455,7%. De la misma manera, han entrado nuevos productos colombianos a Corea del Sur como gomitas, aceite de aguacate, galletas bajo marca propia y marca blanca, y papel a base de caña de azúcar, que vienen creciendo como insumo para vasos y platos amigables con el medio ambiente. Todo lo anterior es el resultado de un aprovechamiento del único TLC que tiene Colombia con el Asia y gracias al que, seguramente, se verán más beneficios en los próximos años dada la continua desgravación arancelaria de otros productos.

De las regiones para Corea 

Los departamentos más exportadores hacia el país asiático, entre enero y julio de este año, fueron Antioquia, que creció 36,1% en sus exportaciones a este destino, con US$19,6 millones; seguido por Huila que creció más de 40% gracias a las ventas de café; Atlántico con aumento de 1,1% y US$18,8 millones; Caldas, con incremento de 55,5% debido a la comercialización de café, y Quindío con una subida en exportaciones de 19,1% que corresponde también a café.

Igualmente, un estudio de ProColombia revela que las oportunidades identificadas en exportaciones hacia Corea del Sur en agroalimentos están en bienes como aceites y grasas, azúcares y mieles, cacao y sus derivados, cafés especiales, flores frescas, frutas y hortalizas procesadas, preparaciones alimenticias diversas (snacks y salsas), y productos de confitería. En moda, oportunidades en ropa deportiva y confecciones de cuero; en otras industrias de manufacturas, se evidencian oportunidades en flores preservadas, ingredientes naturales para cosméticos, y fungicidas.

Finalmente, en industrias 4.0, se evidencia oportunidades en servicios audiovisuales y video juegos para generar colaboraciones y co-producciones entre empresas coreanas y colombianas. Por ejemplo, la actual producción de dos películas coreanas que usarán como locación a Bogotá y Cartagena, las cuales se espera que salgan a cartelera a finales del 2021; así como la empresa más importante de videojuegos coreana, Netmarble, y una empresa de software llamada Midas, que se valen de empresas colombianas para proveer servicios en diseño y desarrollo a sus operaciones en Estados Unidos.

Este impulso se dio gracias a la visita en octubre del año pasado del Ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, y de la Presidenta de ProColombia, Flavia Santoro, junto con una delegación de empresarios, y luego en diciembre de 2019 a la visita de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez.



Más Noticias de esta sección