Crece la inversión

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


 

La inversión foránea directa en Latinoamérica y el Caribe ascendió un 56 % interanual hasta los 134.000 millones de dólares, subida que fue ligeramente inferior a la media global, del 63 %, que se explica en parte por las bajas cifras de 2020, el primer año de pandemia.


América Latina o Latinoamérica, es un concepto lingüístico y geográfico que surge en el siglo XIX para identificar una región del continente americano con habla mayoritaria de lenguas derivadas del latín, principalmente, español o portugués y, en menor medida, francés. La delimitación precisa de la región es variable; en todos los casos, agrupa a países cuya lengua oficial es el español o el portugués como Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. Algunos incluyen a países francófonos como Haití pero también se debate​ la inclusión de Belice, país de habla inglesa, pero con una fuerte presencia del idioma y cultura hispanas. Las regiones francófonas de Canadá, los estados y posesiones hispanohablantes de Estados Unidos, en especial Puerto Rico e Islas Vírgenes de los Estados Unidos y los territorios franceses en América y Caribe como Guadalupe, Guayana Francesa, Martinica, San Bartolomé y San Martín, hacen parte del mismo término, creando un bloque de países fuertes en el mundo y que es tenido en cuenta para toda clases de transacciones económicas, sociales y culturales. De los tres idiomas que definen a América Latina, el español y el portugués son los predominantes, quedando el francés como idioma de solo un 3% de la población de la región; también este término es derivado de la expresión que se ha extendido con el gentilicio «latino» para hacer referencia a personas de cultura latinoamericana.

 Aún no ha regresado a las cifras de inversión de 2019, el último año antes de la crisis sanitaria, algo que sí se ha logrado a nivel global y en regiones como Norteamérica, Asia o África. El principal receptor de inversiones en la región latinoamericana fue Brasil, con 50.000 millones de dólares, una subida interanual del 77 %, seguido de México, con 31.000 millones de dólares, con un 13 % más; Chile con 12.000 millones de dólares, un 31 % más y Colombia con 9.400 millones de dólares, un 26 % más.


Brasil y México se situaron en el sexto y décimo lugar, respectivamente, en la lista de mayores receptoras mundiales de inversión el pasado año, por encima de grandes economías como Alemania, Reino Unido, Australia o Japón.


El panorama puede cambiar pero se vaticina que las positivas cifras en Latinoamérica y otras regiones podrían no continuar en 2022, debido a la incertidumbre generada por la guerra en Ucrania, que hace temer un nuevo ciclo de contracción inversora.

En Europa la inversión extranjera directa creció en 2021 un 170 % interanual hasta los 219.000 millones de dólares, mientras que en Norteamérica subió un 145 %, unos 427.000 millones de dólares.


Asia fue por tercer año consecutivo el principal destino de las inversiones foráneas, que ascendieron a un máximo histórico de 619.000 millones de dólares, un 19 % más que en el año anterior, mientras que en África la subida fue del 112 % con 83.000 millones de dólares.



Más Noticias de esta sección