Increíble, pero cierto

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Amilkar Acosta Medina

Amilkar Acosta Medina

Columna: Opinión

e-mail: amylkaracostamedina@gmail.com



El 3 de noviembre el Gobierno de EEUU, presidido por Donald Trump, hizo oficial el cuarto Informe cuatrienal de la Agencia Nacional de Evaluación del Clima, el primero bajo su mandato, el cual, por primera vez, está avalado por la Academia Nacional de Ciencias, uno de los organismos más competentes y con mayor reconocimiento en cuestiones medioambientales en el mundo.

Dicho Informe, de 545 páginas, tiene como finalidad reportar periódicamente el impacto del cambio climático en los Estados Unidos y en su elaboración participan científicos de 13 agencias federales especializadas. Según sus autores, este es “uno de los dossiers científicos sobre el cambio climático más completos de cuantos se hayan hecho”. Según el mismo “la evidencia del cambio climático abunda, desde lo más alto de la atmósfera hasta las profundidades de los océanos”.

El calentamiento global es una realidad y, como es obvio de toda obviedad, los EEUU no escapan a sus devastadores efectos. Llama la atención este Informe sobre el hecho cierto de que la temperatura promedio en los EEUU ha aumentado “rápida y drásticamente” desde la década de los 80´s del siglo XX y que, además se hayan registrado en las décadas recientes las temperaturas más altas de los últimos 1.500 años (¡!). También acota este Informe que está comprobado científicamente que son las actividades humanas, especialmente las relacionadas con las emisiones de gases de efecto invernadero (que atrapan el calor) las principales responsables del cambio climático recientemente observado. En ello coincide con los reiterados pronunciamientos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC).

Para el Gobierno de los EEUU que preside Donald Trump no era fácil digerir este Informe y más difícil aún impartir su aprobación para que el mismo fuera liberado y publicado tan profusamente como lo dispone la Ley. Este Informe fue presentado al Gobierno con la suficiente antelación, para que la EPA y 12 agencias más lo pudieran aprobar antes del 18 de agosto, fecha límite está para hacerlo. Más, sin embargo, desde entonces el Gobierno se venía haciendo el de la vista gorda y después de un largo mutismo, por fin, se resolvió romper su silencio y sacó el Informe del congelador en donde lo tenía engavetado. El mundo quedó atónito, pues lo tomó por sorpresa esta decisión, que no debe extrañar después de conocer los bandazos que han caracterizado a la administración Trump.


Más Noticias de esta sección