28
Mar, May

Dos comidas colombianas callejeras entre las peores del mundo según TasteAtlas

Cultural
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El portal culinario TasteAtlas ha sacudido el mundo de la gastronomía al publicar su lista de los peores platos callejeros del mundo, y en medio de esta selección se encuentran dos platos tradicionales colombianos, uno de los cuales figura en los cinco primeros puestos.

En un giro inesperado, estas comidas callejeras colombianas han dejado una huella en el paladar global, aunque no precisamente por sus cualidades culinarias admirables.

Con más de 52,000 calificaciones registradas hasta el 21 de agosto de 2023, TasteAtlas ha utilizado una metodología rigurosa para evitar calificaciones infladas por bots, nacionalismo exagerado y lealtades locales desproporcionadas. La plataforma prioriza las opiniones de aquellos que poseen un conocimiento real y valora las experiencias de los comensales con una perspectiva auténtica.

A pesar de que estas calificaciones no deben considerarse definitivas en cuanto a la calidad de los platillos, cumplen con su propósito de generar discusión y diversidad en la apreciación de las comidas callejeras de todo el mundo. La intención es celebrar la autenticidad culinaria y motivar la exploración de sabores desconocidos, en lugar de establecer juicios inamovibles sobre el valor de las delicias locales.

En esta selección única y polémica, Colombia se destaca con dos platos callejeros que han cautivado y desconcertado a partes iguales. En el tercer lugar de esta lista poco convencional, las hormigas culonas son un platillo originario del departamento de Santander que sorprende por su aspecto y sabor únicos. Aunque a primera vista puedan parecer extravagantes, estas hormigas han sido consumidas durante generaciones debido a su alta concentración de proteínas. Después de ser sometidas a un proceso de salazón y fritura, estas hormigas se convierten en un bocado crujiente y salado que, según los conocedores, tiene matices de sabor a nuez y propiedades para combatir el colesterol.

En el puesto 17, el bollo colombiano también marca su presencia en la lista. Este panecillo, elaborado a partir de ingredientes como maíz, yuca o papas, es una opción común para el desayuno y se sirve a menudo con queso. Los puestos callejeros a lo largo de la costa colombiana ofrecen bollos recién hechos, envueltos en hojas de maíz, resaltando su autenticidad y sabor distintivo.

Sin embargo, en un giro inesperado, estas comidas callejeras colombianas se ven superadas por otras delicias inusuales en la lista. En el segundo lugar se ubican las arañas fritas de Skuon, Camboya. En esta ciudad apodada "Spider Town" o "Spiderville", las arañas, principalmente tarántulas, son fritas y servidas sobre arroz o fideos con hierbas frescas. A pesar de las comparaciones de sabor con el bacalao y el pollo, se advierte a los valientes comensales evitar morder el abdomen de las arañas, que contiene órganos internos y fluidos corporales.

El primer lugar de esta controvertida lista es reclamado por una creación audaz: la hamburguesa de ramen. Concebida por Keizo Shimamoto, un entusiasta del ramen, esta hamburguesa única en su tipo presenta una hamburguesa de carne entre dos panecillos hechos de fideos ramen fritos, complementados con salsa shoyu, rúcula y cebollas de verdeo. Aunque ha ganado popularidad a lo largo del tiempo, incluso siendo destacada en la revista Time como una de las hamburguesas más influyentes, este platillo singular se alza como el peor de la gastronomía callejera global según TasteAtlas.



Ingreso de Usuarios