Columnistas de La Guajira

Manuel Torres Lopera

Columna: Opinión

e-mail:  manuelcaribe33@hotmail.com

Hoy el mundo es una mar de confusiones, vivimos en una sociedad muy agitada, en donde los valores y los principios con la que fuimos enseñados han pasado a ser pensamientos retrogradas, el ser humano jamás pensó en estos tiempos de pandemia experimentar un miedo que no es solamente de morir y que ha sido cultivado poco a poco por pequeños grupos con un poder de influencia y financiero para salvaguardar sus intereses.

Por: Manuel Torres Lopera

@matorres38 

El mundo ha ido cambiando, el día a día ya no es igual, tenemos que adaptarnos a la nueva normalidad que ha causado esta pandemia Covid-19  la economía está fluctuando, muchas empresas han decaído en la actividad productiva, obligando esto a despedir trabajadores, los índices de pobreza va en aumento.

En nuestra sociedad se viene desarrollando una nueva tendencia que enfoca un cambio radical en importantes instituciones una de ella es la familia, el sistema tradicional en la que crecimos ha venido perdiendo relevancia.

La violencia es un fenómeno social, que se manifiesta en distintas formas, en una agresión verbal o psicológica, física y la digital en redes sociales. El ser humano ha utilizado este fenómeno para aplacar a sus contradictores, sembrar el terror e infundir un miedo de respeto.

Nuestro país sigue viviendo los horrores de la violencia, si partimos desde la historia nos encontramos que los hechos violentos se han arraigado en la sociedad colombiana.

La familia como institución es de suma importancia en la sociedad, de ella se desprende principios y valores que forman al individuo para ejercer una buena convivencia en el entorno social.

Sobre la brecha de la justicia en la meta 16.3 de los Objetivos del Desarrollo Sostenible, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) plasmó: “Promover el estado de derecho en los planos nacional e internacional y garantizar la igualdad de acceso a la justicia para todos”. Es decir, la necesidad de promover justicia para todos sin dejar a nadie atrás.

El contrato, un conjunto de promesas acordadas en una “reunión de las mentes”, es la manera tradicional de formalizar una relación.

Hoy vemos como la humanidad cada día se agita en sus distintos panoramas, la lucha de obtener el poder que se observa en los países que son potencias mundiales, las redes sociales ha servido para fragmentar a una sociedad que lo puede llevar a un abismo sin retorno.

Esta enfermedad se viene expandiendo por diversos factores, la débil capacidad de los sistemas de salud para su contención, no hay un control estatal a las entidades encargadas de prestar el servicio de salud, cuando los  pacientes están sometido al tratamiento para curarse, las condiciones no están dadas para una atención integral muchos superan el cáncer y otros se quedan a mitad del camino dejando un profundo vacío en el seno familiar.

Es importante hablarles a las nuevas generaciones la historia de nuestras costumbres y alimentos hoy le tocó el turno al raspado o ‘raspao’, vayamos al pasado se dice que fueron los chinos los primeros en popularizar eso de mezclar la fruta con nieve y leche, pero no son los inventores del raspado.

Dicen que muchos de los grandes inventos de la historia se descubrieron por casualidad o por lo menos que las aplicaciones para los cuales fueron pensados derivaron en usos completamente distintos. Algo así sucedió con la radio.

El mundo laboral está afrontando una crisis de desempleo por causa de la pandemia del Covid-19, muchas empresas se han visto obligadas a cerrar sus puertas y a despedir masivamente a sus empleados ocasionando un trauma social, el  estancamiento económico de los países indica que la población de consumidores cada vez es más reducida y tienen el privilegio de gozar del poder adquisitivo para comprar bienes y servicios.

Con la expedición de la carta política de 1991 se constitucionalizó el tema de la participación ciudadana y el control social a la gestión pública mediante los artículos 103 y 270.

Colombia ha sido un país según la historia de violencia política, donde las agresiones de palabras que van de un bando a otro o viceversa y terminan en escenarios de dolor y tristeza, se han registrado masacres, el desplazamiento forzado y asesinatos de importantes líderes políticos y sociales, también han caído periodistas y empresarios.

La virtualidad vino para quedarse en la rama judicial, para imponer grandes retos  en la que los funcionarios, los abogados litigantes y el ciudadano tienen que adaptarse en la nueva manera de administrar justicia, es cierto y no hay que ocultar esta problemática la falta de personal en los juzgados y tribunales, y también  la falta de infraestructura física y digital ha permitido el represamiento de procesos que no se resuelven en el tiempo que exige la ley.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) prevé que las medidas de confinamiento y de contención para hacer frente al covid-19 amenaza con aumentar los niveles de pobreza relativa de los trabajadores de la economía informal a nivel mundial, de tanto como 56 puntos porcentuales en los países de bajos ingresos.

El agua es un recurso vital que la humanidad debiera cuidar con mucho celo en el buen sentido de la palabra, pero la intervención del hombre con relación a la protección de la naturaleza ha sido catastrófica, en la manera irresponsable de cómo se está explotando sus recursos, ocasionado un impacto ambiental que afecta los ríos que mantienen a las distintas especies de la flora, la fauna y  los acueductos de las ciudades.
El Derecho es una profesión bastante amplia para poder ingresar en el mercado laboral, pero la realidad del escenario es otra, la dificultad para ejercerla y vivir de este oficio se ha convertido en una labor titánica, los bajos sueldos que ofertan los entes del sector público y privado, tampoco no hay una dignificación en el pago de honorarios, abogados litigantes tienen que buscar otras alternativas económicas para mejorar sus ingresos, no gozan de una buena calidad de vida y la precariedad en el ejercicio aleja a este oficio de suma importancia del nivel de prestigio en la que deben estar.
En la sociedad se está dando un fenómeno en los jóvenes que está preocupando a padres de familia, a profesionales en el área de ciencias sociales como la generación de los ninis no quieren estudiar, ni trabajar, ni salir, ni pensar en el futuro, ni luchar, ni aportan, ni socializan…En realidad esta situación no ayuda a generar un desarrollo social.
Los Estados deben promover a los ciudadanos políticas públicas que generen calidad de vida, para un verdadero desarrollo humano integral dentro de la sociedad, los gobiernos destinan unos auxilios económicos a ciertas poblaciones que son sujetos de protección constitucional como los niños, las madres cabeza de hogar, los adultos mayores, jóvenes y personas en condición de discapacidad y otros.

La Salud es un derecho fundamental que debe ser respetado por las entidades públicas y privadas que están autorizadas para prestar el servicio y garantizar una atención integral a la ciudadanía, la realidad de hoy es ‘letra muerta’, el sistema cada día está colapsando con la complicidad de un poder regulatorio estatal que demuestra debilidad en afrontar la crisis

Entre la Sierra y el mar se levanta Santa Marta, la primera ciudad fundada en el actual territorio de Colombia, pero su historia empieza mucho antes de 1525, año en el que oficialmente Rodrigo de Bastidas fue su fundador.

Nuestros visitantes nacionales y extranjeros quedan fascinado de aquellos paisajes inolvidables en los que el verde de su vegetación, el azul de sus mares, el amarillo del sol y la arena y el contraste de las playas con el blanco de la nieve de la Sierra Nevada y las delicias de los platos típicos que ofrece nuestra ciudad como un arroz de coco con pescado frito, acompañado con patacones, ensalada de verduras y una bebida bien helada agua panela con limón.
Casi en todo el mundo se está presentando el fenómeno del flujo de inmigrantes de manera irregular, los países que están atendiendo esta problemática le está causando serios problemas con relación a los temas sociales como la atención a la salud, a la educación y a vincularlos al mercado laboral y la seguridad ciudadana más deteriorada.
Colombia es un país que por su historia de violencia ha ocasionado tristeza y dolor, nuestras instituciones con los altos índices de imagen desfavorable, a pesar de estos acontecimientos negativos esta nación se ha caracterizado por mantener una democracia estable y un pueblo sumiso a las decisiones que se toman desde la esfera del poder público.