15
Lun, Jul

Colombia se corona bicampeón en el Mundial de Fútbol de Salón tras vencer a Paraguay

Deportes - Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger
La travesía de la Selección de Paraguay en el Mundial de Fútbol de Salón Sub-17 la ha llevado hasta la ansiada final, siendo además la anfitriona del torneo. Sin embargo, su camino hacia la gloria se ha visto desafiado por el imponente equipo colombiano, que ha dominado desde las primeras etapas del campeonato, dejando a sus rivales en su estela, incluyendo una victoria contundente en los cuartos de final frente a Bolivia. Aunque en las semifinales enfrentaron un obstáculo difícil contra México, lograron superarlo en un emocionante encuentro lleno de suspenso.


La final enfrentó nuevamente a Colombia y Paraguay, reviviendo la rivalidad que se vio en la primera final en 2016, donde los colombianos salieron victoriosos con un marcador de 5-3. Esta vez, el enfrentamiento estuvo marcado por la paridad hasta el último segundo y la controversia, ya que la Federación Colombiana y el equipo se retiraron momentáneamente en protesta por una decisión arbitral durante un tiro libre, lo que puso en peligro la continuidad del juego.

El encuentro entre Paraguay y Colombia resultó en un emocionante duelo desde los primeros minutos, con Paraguay mostrando su intención de atacar liderado por Alan Ovelar, quien desempeñó un papel destacado en la creación de jugadas. En los primeros diez minutos, Ovelar contribuyó con un gol que abrió el marcador a favor de Paraguay, mientras que Colombia optó por una estrategia más paciente.

Quizás le interese: Empieza a llegar la artillería colombiana a Barranquilla

A pesar de la desventaja en el marcador, Colombia respondió con el gol de Michael García, igualando el marcador antes del descanso.

El segundo tiempo comenzó con Paraguay retomando la delantera gracias a un gol de Osorio, colocando 2-1 arriba en el marcador. Sin embargo, a falta de ocho minutos para el final, una jugada individual de Jeison Baena culminó en una asistencia para Juan Giraldo, quien logró igualar el marcador nuevamente.

El juego se convirtió en un auténtico espectáculo, con más goles por venir. Una combinación entre Michael García y Juan Giraldo permitió que este último anotara un impresionante gol, poniendo a Colombia en ventaja. Pero Paraguay no se dio por vencido y logró empatar el partido 3-3.

Con el marcador nivelado, el partido se extendió a tiempo extra, con dos períodos de cinco minutos cada uno, donde la emoción y el drama continuaron hasta el último momento.

En la reanudación del juego, Jeison Baena anotó el cuarto gol para Colombia, aumentando la ventaja de su equipo. Sin embargo, cuando faltaban apenas dos minutos para el final, una falta cometida contra Alan Ovelar provocó una reacción airada por parte del equipo colombiano.

El presidente de la Federación intervino llamando a los jugadores para que se retiraran del campo, y desafiando con gestos y ademanes a las autoridades presentes. Durante poco más de cinco minutos, reinó la incertidumbre ante la posibilidad de que Colombia abandonara el juego.

Finalmente, tras un tenso periodo, los jugadores regresaron al campo. A pesar del riesgo de perder el partido por retirarse, los cafeteros volvieron con determinación. Jeison Baena marcó el quinto gol tras el empate 4-4 de Alan Ovelar, y en una jugada de robo liderada por Michael García, aseguraron el sexto gol.

Así concluyó el emocionante encuentro, con Colombia proclamándose campeón por segunda vez en un partido lleno de giros dramáticos.