La solidaridad empresarial de las multinacionales en tiempos de coronavirus

Economía
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Desde millonarias donaciones para adquisición de equipos de salud y alimentos para los menos favorecidos, hasta la protección del empleo hacen parte de sus aportes y compromiso con Colombia. En el segmento de compañías de gran tamaño, en el país hay más de 850 grandes multinacionales instaladas, de las cuales más de 100 están listadas en Fortune 500.

La crisis originada por el coronavirus ha revelado la solidaridad de las multinacionales e inversionistas que operan en el país, quienes se han unido a la labor de empresas nacionales y del Gobierno Nacional para enfrentar la pandemia.

Son compañías que coinciden en su visión de largo plazo y en sus proyecciones de recuperación y crecimiento a partir del segundo semestre de 2020. De acuerdo con ProColombia, entidad que ha mantenido un contacto permanente con las multinacionales instaladas, hay un sentimiento de optimismo de parte las empresas extranjeras que operan en el país.

“Hemos sido testigos de la respuesta solidaria y del sentido de responsabilidad de parte de los inversionistas y multinacionales instaladas en nuestro territorio. Sus acciones materializadas en donaciones de equipos e insumos médicos, canastas alimentarias, así como la protección y generación de empleos, ratifican la confianza en Colombia, como destino de inversión y de negocios. Desde ProColombia seguiremos trabajando para atraer más proyectos de inversión de eficiencia que contribuyen a generar crecimiento y desarrollo, como las 45 nuevas iniciativas que llegaron entre enero y abril y que sabemos que junto a todo el tejido empresarial del país, serán claves para la reactivación económica”, sostiene Flavia Santoro, presidenta de ProColombia.  

La respuesta de los inversionistas

La multinacional de origen suizo Nestlé del sector de alimentos y bebidas, y con 76 años de presencia en el país, ha aportado más de 1.400 millones de pesos y en el marco del programa “Ayudar nos hace bien” de la Primera Dama de la Nación, María Juliana Ruíz, ha beneficiado a más de 200.000 personas, la compañía donó más de 25.000 mercados, y otros 5.000 con el Ministerio de Justicia, Alcaldías y Gobernaciones de Caquetá, Valle, Risaralda, la Asociación Ábaco y el Banco de Alimentos.  A este aporte se suma la donación de 20.000 toneladas de alimentos para mascotas en estado vulnerable y la entrega de artículos de dotación y protección para personal médico.

La compañía genera más de 2.700 empleos entre directos e indirectos. Ha apoyado a cerca de 1.400 ganaderos en Cesar, Caquetá y Antioquia y más de 14.000 caficultores en Risaralda, Valle del Cauca y Huila.

Otro ejemplo es el del operador logístico de origen peruano Ransa. Para su gerente en Colombia, Carlos Cavassa la prioridad ha sido la protección de su fuerza laboral y la continuidad de los procesos. “En nuestra compañía adaptamos rápidamente nuestras operaciones para, como principal prioridad, velar por la salud de nuestros trabajadores cumpliendo estrictamente protocolos de salud y seguridad; y en segundo lugar, asegurar la continuidad de los negocios de nuestros clientes y así llevar los productos de primera necesidad a más de 3,500 puntos de entrega a nivel nacional, cumpliendo con nuestro propósito de llevar bienestar. Estos son momentos que nunca hemos vivido, que ponen a prueba nuestros principios y queremos que todos nuestros trabajadores, sus familias, nuestros clientes y la población en general tengan la seguridad de que no los defraudaremos”.

El Grupo Ransa es un operador logístico que forma parte del Grupo Romero, conglomerado económico importante en Perú que tiene más de 80 años de presencia en el país vecino y participación en varios sectores: financiero, seguros y agroindustria. En Colombia opera desde 2013, a partir de la adquisición de la compañía Colfrigos.

Otro caso es el de Coca-Cola FEMSA, en cuya operación  se intensificaron las medidas de aseo e higiene, la disposición de antibacteriales y la dotación extra de elementos de seguridad como tapabocas para empleados, colaboradores de preventa y entrega de producto, así como desinfección de puestos de trabajo y vehículos de reparto. El personal administrativo adoptó el teletrabajo. La compañía ha implementado nuevos modelos de venta y reparto para seguir llegando a los tenderos, hogares y consumidores, y ha dispuesto una línea de atención al consumidor en Bogotá, Cali y Medellín.

Adicionalmente, se está trabajando en una plataforma online que le proporcione al consumidor final información acerca de la ubicación del tendero más cercano a su lugar de residencia. El propósito es además de apoyar los negocios locales, disminuir el tiempo de tránsito y, por tanto, la exposición del consumidor final mientras realiza sus compras esenciales.

  

En lo que respecta a José Antonio Pulido, gerente general de Alimentos Polar Colombia, la compañía ha adoptado las medidas necesarias para salvaguardar el empleo de sus colaboradores y mantener la operación. Teletrabajo para personal administrativo y protección para el equipo operativo a partir de horarios escalonados e implementos para la prevención del contagio.

“En Alimentos Polar, protegemos a nuestros trabajadores y sus familias y estamos haciendo un gran esfuerzo para mantener el 100% de nuestros puestos de trabajo. Este es un paso más para hacerle frente a una situación tan incierta y compleja, pero de la que estamos seguros, vamos a salir victoriosos, con muchos aprendizajes y con la satisfacción de haberle cumplido al país” afirma Pulido.

Para el área comercial se implementó un nuevo canal de televentas y se ha migrado a plataformas virtuales para el fortalecimiento de la operación.  La multinacional exporta el 15% de la producción local a Suramérica y el Caribe, genera 1.000 empleos directos y 2.500 indirectos.

En esta misma línea ha venido operando Siemens, compañía que días antes de la declaratoria de emergencia ya venía implementando el teletrabajo, un estricto protocolo de bioseguridad, así  como la suspensión de viajes internacionales y nacionales. En la medida que el Gobierno ha emitido medidas, la empresa se ha ido ajustando a los lineamientos presidenciales. A través de la fundación Siemens, se han aportado recursos para apoyar a más de 400 familias en Bogotá. También hizo entrega, en donación, el pasado 22 de abril de la Siemens Smart Clinic, una unidad de salud móvil que podrá ser utilizada inicialmente por el gobierno nacional y la Cruz Roja para apoyar a la identificación y priorización de casos de Coronavirus; posteriormente será utilizada para atender a madres gestantes y niños de la población colombiana y venezolana afectada por la migración del vecino país. El valor de esta donación es de aproximadamente 400 mil dólares.

Para el presidente de Bayer para la Región Andina, Centro América y el Caribe, Mathias Kremer, las acciones de la compañía de cara a la pandemia han sido generadas a partir de políticas de seguridad y compromiso, en el apoyo a los colaboradores de la compañía y sus familias, aliados de negocios y en especial para apoyar a las autoridades colombianas en sus planes de contención del virus. El teletrabajo y estrictos controles de seguridad bajo lineamientos internacionales han sido implementados para plantas de producción, centros de investigación y operación logística.

La compañía alemana ha donado recursos económicos para el fortalecimiento del sistema de salud del país, así como medicamentos de prescripción como la Prednisolona, a través de la Cruz Roja Colombiana. A través de las cámaras de la industria farmacéutica, como es el caso de ANDI y AFIDRO, se han hecho donaciones para beneficiar al sistema de salud por más de 275 mil euros.

Bayer exporta desde Colombia a más de 15 países en Latinoamérica y el mundo, especialmente productos fitosanitarios y algunos medicamentos que son maquilados localmente. Un 40% de las ventas totales en el país corresponden a exportaciones de productos para la agricultura.

Por su parte, el presidente de Eurofarma, Maurizio Billi ha manifestado el compromiso de proteger la estabilidad de la operación para no afectar salarios y empleabilidad de las personas como consecuencia de la crisis.  La farmacéutica brasileña genera en el país 272 empleos directos y 70 a través de contratos de servicios.

Desde Colombia exporta el 30% de la producción a Panamá, Brasil, Perú, México, Uruguay y Guatemala. La compañía ha implementado medidas como turnos escalonados, ampliación de rutas de transporte, teletrabajo para el 51% del personal, entre estos los pertenecientes a grupos de riesgo (hipertensos, diabéticos y mujeres en estado de embarazo).

Por su parte, la multinacional química estadounidense Dow ha dispuesto de un plan que incluye ayudas en alimentos y elementos de primera necesidad para familias vulnerables de Cartagena (ciudad donde opera su planta de producción) y que dependen de la vocación turística de la capital de Bolívar y se han visto afectadas por la pandemia. Asimismo, viene brindando apoyo a pequeñas empresas y emprendimientos que requieran apoyo financiero para reactivarse.