Periodista recuerda acusación de violación a Kobe Bryant y se enciende la polémica

Judiciales - Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size

Mientras la estrella del basquetbol se encontraba en un proceso de recuperación, en un hotel de Oregon en el 2003, Kobe Bryant vivió uno de los episodios más ‘oscuros’ de su carrera. En dicho lugar conoció a una trabajadora del establecimiento, a la cual invitó a recorrer las instalaciones, para que luego más tarde le hiciera la invitación a su cuarto.

Esa misma chica, de 19 años, se presentó al día siguiente a la estación de policía para denunciar a Kobe de violación.

La primera reacción del ‘Black Mamba’ luego de enterarse de la acusación fue negar el hecho rotundamente, inclusive llegó a comentar que no habían tenido relaciones sexuales. Tiempo después, unas pruebas de ADN confirmaron que sí hubo contacto sexual, lo que hizo que Bryant admitiera el hecho pero asegurando que “fue consensuado”.

Cuando el caso se hizo público, a Kobe no le quedó de otra que pagar una fianza de 25mil dólares para regresar a Los Ángeles y dar una conferencia de prensa explicando su versión de los hechos.

“Estoy furioso conmigo mismo por haber cometido el error del adulterio”, agregó, dejando en claro que lo que realmente le dolía era haber roto el compromiso con su esposa, a quien más tarde intentaría compensar con un anillo valuado en más de cuatro millones de dólares.

La acusación que hizo en su tiempo la joven empleada  del hotel fue cruda. Según su relato, Bryant la besó al estar solos en la habitación y ella accedió. Acto seguido él intenta mantener relaciones sexuales, a lo que ella se negó, sin embargo no sería suficiente para que Kobe Bryant la tomara a la fuerza y la penetrara, según su relato.

Los meses siguientes fue un ‘infierno’ para la denunciante. Al ser Kobe Bryant un ídolo nacional en Estados Unidos, hizo que el caso fuese materia de opinión pública y la joven recibió todo tipo de intimidaciones y amenazas.

En septiembre de 2004, la Justicia desestimó el juicio contra Bryant debido a que la joven no tenía voluntad de testificar. El asedio que había recibido parecía haber dado sus frutos. El basquetbolista emitió un comunicado en el que no solo se disculpó con la denunciante y con su familia, sino que admitió que ella no brindó su consentimiento. “Aunque realmente creo que este encuentro entre nosotros fue consensuado, ahora reconozco que ella no vio y no ve este incidente de la misma manera que yo. Después de meses de revisar el descubrimiento, escuchar a su abogado e incluso su testimonio en persona, ahora entiendo cómo siente que no dio su consentimiento para este encuentro”, confesó en el escrito.

El caso civil continuó, pero se dio por cerrado en el 2005, luego de que Bryant y la denunciante llegaran a un acuerdo económico. Aunque este nunca trascendió oficialmente, se estima que el deportista pagó 2.5 millones de dólares a su acusadora en concepto de daños.

Este caso fue recordado por la periodista Felicia Sonmez del Washington Post, que pocos minutos luego del fallecimiento de la gran estrella del básquet, recordó este episodio ‘oscuro’ en su carrera deportiva.

Por como era de esperarse, su mensaje se hizo viral y fue víctima de todo tipo de críticas, hasta tal punto, que borró los trinos.

Pocas horas después se supo que esta periodista fue removida de su puesto a labores administrativas en el Washington Post alegando que “fue desplazada a un puesto administrativo, mientras se decide si los tuits sobre la muerte de Kobe Bryant han violado la política del periódico”.