En Santa Marta se pasea el halcón peregrino, ave más veloz del mundo

Medio Ambiente
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Alrededor del ‘moribundo’ río Manzanares en Santa Marta se divisa un interesante contraste ambiental. Mientras las basuras siguen contaminando la desembocadura del afluente, cerca de la playa Los Cocos se pasea últimamente con frecuencia el ave más veloz del mundo, el halcón peregrino, que ya ha sido visto por ciudadanos en los balcones de los edificios aledaños.  

En el Día de la Tierra, que se conmemora este 22 de abril, EL INFORMADOR presenta una breve reseña sobre el Falco peregrinus, un ave que se reconoce por tener su espalda de color gris y la parte inferior blanquecina con manchas oscuras. Su cabeza es negra y tiene una bigotera también del mismo color. Su longitud corporal varía entre 34 y 58 centímetros, y su envergadura entre 80 y 120 cm.

A pesar de la desfavorable imagen que muestra el agonizante río Manzanares por la poca cultura ciudadana, todavía la naturaleza envía mensajes de esperanza con la aparición de especies animales.
Halcón peregrino en el balcón de un edificio cercano a la Marina Internacional de Santa Marta.

A mediados del pasado mes de marzo, la directora del Departamento Administrativo Distrital de Sostenibilidad Ambiental, Dadsa, comunicó luego de un recorrido por el Camellón de la Bahía que en los trabajos de remodelación se estableció un bosquejo forestal definitivo con el propósito de recuperar la flora silvestre para que sean árboles nativos frondosos los que generen cobijo a distintas especies animales, debido a que se notó que están regresando muchas aves que antes anidaban en esta zona. Es precisamente el halcón peregrino una de esas especies.

El Falco peregrinus habita principalmente en las montañas, líneas costeras y cada vez más en ciudades. Se le conoce como el animal más veloz del planeta cuando realiza sus vuelos en picado para cazar. En ese proceso se eleva a una gran altura y después se lanza hacia abajo a velocidades que habitualmente alcanzan más de 300 y casi 400 kilómetros por hora.

Halcón peregrino con una paloma doméstica (Columba livia), una de sus presas favoritas. Foto: Peter E. Hart/Flickr/CC by 2.0.

Su nombre de «halcón peregrino», se le dio debido a los hábitos migratorios de muchas poblaciones del norte al sur. Se alimenta casi únicamente de aves de tamaño medio (patos, palomas, pájaros cantores) y de vez en cuando caza pequeños mamíferos, pequeños reptiles e incluso insectos. 

El halcón peregrino se convirtió en una especie en peligro de extinción debido al uso de pesticidas, sobre todo DDT, durante los años 1950, los años 1960 y los años 1970.



Más Noticias de esta sección