Conozca Maicao antes que se acabe

Sujetos venezolanos se han llevado el material de las sillas de las avenidas.

Península
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Esa parece ser la consigna, debido a que el mobiliario público se ha venido deteriorando no solo por el transcurrir del tiempo  y la  clara falta de mantenimiento, sino por la mala interpretación de sus usos y la intervención del hombre en su afán de destruir lo que con el tiempo y esfuerzos han venido construyendo los gobiernos.

Ejemplo tácito de esta situación fue la caída el pasado fin de semana de la estatua de Simón Bolívar que desde hacía muchos años fue instalada en el centro de la plaza principal de la ciudad y las fallas que en su construcción presenta ahora por la mala calidad de los materiales el monumento de las barbas de Maíz.

La sede de la Liga contra el cancer es víctima constante del robo de sus estructuras de cobre.

El último hecho fue reseñado por el catedrático Abel Medina, quien citó fuentes de especialistas y dio detalles de los defectos que se observan en el monumento que da cierta identidad a la población y que a pesar de lo polémica que fue su ubicación y su costo, resulto ser un atractivo para propios y visitantes.

A lo anterior, se agrega que desde la llegada de los ciudadanos venezolanos, se puso de moda destruir todo el mobiliario de las avenidas que fueron construidas para dar un mejor aspecto urbanístico al municipio.

En cada silla de las avenidas de la ciudad se nota el paso de la mano de los migrantes venezolanos.

El denominados chirretes (hombres y mujeres de la calle) especialmente de la vecina nación que llegaron a la ciudad y andan como Pedro por su Casa sin que para ellos haya ley alguna, rompen todo lo que tenga valor en las chatarrerías con el consecuente perjuicio para la ciudad.

Los daños no solo son al bien público, sino en empresas sin ánimo de lucro como la Liga Contra el Cáncer, donde las pérdidas son considerables debido al robo permanente de su estructura de cobre de los acondicionadores de aire y ahora los tubos y cenefas de cobra que se usan para evitar resbalar en las escaleras

 



Más Noticias de esta sección