La empresa familiar

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Luis Tabares Agudelo

Luis Tabares Agudelo

Columna: Opinión

e-mail: tabaresluis@coruniamericana.edu.co


 

Según el diccionario de la Real Academia española, la empresa es la Unidad de organización dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación de servicios con fines lucrativos.

En ese contexto, dentro del mercado colombiano surge la empresa familiar como una organización comercial o corporativa cuyas decisiones están controladas o influenciadas por un grupo familiar, y que sucesivas generaciones suelen dedicarse a la empresa.

Así las cosas, es un principio de nuestro modelo económico dentro de la oferta y la demanda, que la familia -como unidad- activa las empresas pues sus miembros trabajan en ellas, obtienen ingresos que gastan o invierten en productos producidos por ellas, dando origen a la activación de la economía.

Pero, a pesar de la importancia dentro de la economía nacional, es muy poco en relación a la parte legal de la empresa familiar lo que encontramos en el ordenamiento jurídico colombiano. El Código de Comercio en su artículo 102 aporta la regulación de la validez de sociedades familiares en el sentido del aporte de bienes: “Será válida la sociedad entre padres e hijos o entre cónyuges, aunque unos y otros sean los únicos asociados. Los cónyuges, conjunta o separadamente, podrán aportar toda clase de bienes a la sociedad que formen entre sí o con otras personas”.

En realidad, en una empresa familiar encontramos tres dimensiones: familia, empresa e individuo. Por eso, los conflictos laborales internos no sólo pueden llegar a afectar a sus empleados, también afecta fuertemente a la familia. Es por lo anterior  importante señalar que la familia puede llegar a perder el nivel de coeccion familiar a raíz de los conflictos que se presentan dentro de la empresa. Quiere decir que la familia puede llegar afectarse emocionalmente debido a que el manejo de las emociones se vuelve central en este tipo de empresa.

De ello resulta necesario admitir que hoy el gerente que maneje una empresa familiar y la mantenga a flote por varios años es capaz de enfrentarse a manejar cualquier otro tipo de empresa. Lo anterior debido a que esta representa la forma de organización empresarial más complicada que existe en el mundo económico debido a que las empresas familiares contienen características propias y muy particulares en su manejo.

Complementario a lo anterior, dentro de las características de la empresa familiar se puede presentar familiares incompetentes laborando en la organización, igualmente, sólo existe una verdad: la del socio fundador. Sí y solo si, la dirección del negocio está basada en la intuición. También,  personal veterano desactualizado, poca disciplina laboral y algunos privilegios, escasa formación profesional en el personal directivo, el exceso de confianza, o el familiar que se quedó sin trabajo y se trae a ser empleado o integrante de la empresa.

En síntesis, los conflictos en las empresas familiares se deben resolver para asegurar su buen funcionamiento. Por lo tanto, es primordial, primero, tomar decisiones como establecer jerarquías profesionales, definir las remuneraciones, delimitar funciones y privilegios, permitir la incorporación de unos miembros de la familia y de otros no.

Para concluir, el docente Óscar Osvaldo Montoya Cardona, de la Institución Universitaria Americana, ha venido afirmando que inmediatamente surjan los  conflictos dentro de la empresa familiar es necesario reconocerlos, afrontarlos e intentar resolverlos mediante el diálogo y la puesta común de opiniones y reflexiones. Además, que las personas implicadas tengan la capacidad de ceder y separar las relaciones personales de las profesionales, así como de centrarse exclusivamente en los intereses de la compañía dejando de lado sus posiciones y necesidades particulares.

Sin embargo, aunque son muchas las empresas familiares que existen en Colombia como instituciones, corporaciones, universidades, medios de comunicación, sociedades por acciones simplificadas, tiendas de barrio, micro mercados, los campesinos en agropecuarias e incluso algunas sin haberse legalizado ante la cámara de comercio, el Estado colombiano no vislumbra su importancia por su aporte al PIB y creación de empleo y no tiene un régimen especial para ellas ni les aporta ayuda económica.



Más Noticias de esta sección