Relación entre la vacunación desigual y Ómicron en América

Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La Organización Mundial de la Salud (OMS) registra 262,8 millones de contagios de covid-19 a nivel global, con 5,2 millones de muertes.
La inequidad en la inmunización contra la covid-19 se mantiene en América, donde tres países han administrado casi el 70 % del total de dosis aplicadas en el continente, mientras crecen los reclamos por la relación entre el acaparamiento de vacunas y la variante Ómicron.
Alrededor del 36% de los casos (97,1 millones de infectados) y cerca del 44% de los decesos (2,3 millones) corresponden a América. Y de estos, casi la mitad de los contagios (45,7 millones) y el 65% de los fallecimientos (1,53 millones) se han registrado en Latinoamérica.

Pese a las cifras de contagios en los países pobres, la OMS calcula que el 80% de los 8.000 millones de dosis de vacunas que se han administrado en el mundo ha ido a los países del G20 (los más industrializados y economías emergentes), mientras que los de bajos ingresos apenas han recibido el 0,6 % de las vacunas totales.

En el caso de América, se han administrado más de 1.352 millones de dosis de vacunas contra la covid-19, según el reporte de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) más reciente, con corte al 3 de diciembre.

Pero la mayoría -el 67 %- corresponde apenas a tres países: EE.UU. (más de 458,5 millones o el 34 % del total del continente), seguido de Brasil (312,8 millones / 23 %), México (132,2 millones / 9,7 %). Le siguen Argentina (68,8 millones), Canadá (61,4 millones), Colombia (57,8 millones), Perú (42,7 millones), Chile (41,3 millones), Cuba (28,5 millones) y Venezuela (26,3)

Basada en estos datos, la directora de la OPS, Carissa F. Etienne, lamentó en su balance de esta semana que, "con poco más de la mitad de la población de América Latina y el Caribe completamente vacunada (con marcada desigualdad entre países), esta región sigue siendo especialmente vulnerable".

Las vacunas y la nueva variante

La directora de la OPS subrayó que la "inequidad en torno a las vacunas está prolongando la pandemia de covid-19 y la aparición de la variante ómicron es un ejemplo de ello".
En esto coincide el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien denunció esta semana el hecho de que la nueva variante surgió en África, el continente con menor tasa de vacunación contra la covid-19. "Mientras continúe la desigualdad en las vacunas el virus tendrá oportunidades para extenderse y evolucionar a formas que no podemos predecir o prevenir", advirtió.

En una línea más dura se expresó el secretario ejecutivo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), Sacha Llorenti, quien afirmó que la aparición de ómicron es responsabilidad del "acaparamiento de vacunas por algunos países del norte". A su juicio, el "no vacunar con prioridad a todas las personas vulnerables de todo el mundo provoca muertes y la prolongación de la pandemia", algo de lo que culpó al capitalismo.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, también ha argumentado que "lo que está pasando con la nueva variante es que no llegaron las vacunas a África" porque de cada 100 vacunados en el mundo, en ese continente hay solo 6 en promedio, según sus cálculos.

De cada 100 vacunados en el mundo, en África sólo hay 6 en promedio.


Más Noticias de esta sección