Investigan a policías brasileños que apoyan protestas de camioneros

Según vídeos divulgados en las redes sociales por cabecillas de esa rebelión, sólo pondrán fin a la protesta cuando el Ejército intervenga para impedir que vuelva el comunismo.

Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La cúpula de la Policía Federal de Carreteras indicó que “ya ha habido detenciones”, aunque no especificó cuántas.

Sao Paulo (EFE).- La Policía brasileña informó que investiga casos de agentes por apoyar las protestas de camioneros que han cortado varias carreteras del país porque exigen una “intervención militar” tras el triunfo de Luiz Inácio Lula da Silva en las elecciones.

El corregidor general de la Policía Federal de Carreteras (PRF, por sus siglas en portugués), Wendel Benevides, afirmó en una rueda de prensa que ya han identificado “tres casos”, uno en Sao Paulo y dos en Santa Catarina, de “desvío de conducta”.

“En esos estamos actuando y estamos verificando otros (...) La PRF actúa en cumplimiento con la ley y no apoya ilegalidades o bloqueo de carreteras”, aseguró en la comparecencia, de la que se ausentó el director general del órgano, Silvinei Vasques, por motivos de agenda.

La PRF aclaró que esos agentes identificados no han sido suspendidos de sus funciones de forma preventiva y que apenas fueron llamados a declarar dentro del proceso disciplinario instaurado.

Desde la madrugada del lunes, grupos de transportistas autónomos han bloqueado varias carreteras del país porque no aceptan el resultado de los comicios, que ganó el exmandatario progresista con un 50,9 % de los votos, frente al 49,1 % del actual gobernante, Jair Bolsonaro.

Según el director ejecutivo de la PRF, Marco Antônio Territo, hasta este martes había 267 bloqueos parciales o totales de carreteras activos, con una tendencia de “disminuición”.

Asimismo, la corporación aseguró haber liberado 306 puntos desde el inicio de las manifestaciones, que están afectando a la circulación de autobuses, vuelos, escuelas y podría generar desabastecimiento en las ciudades. Sindicatos y asociaciones de policías denunciaron este martes que la postura de Bolsonaro de “mantener silencio y no reconocer el resultado de las urnas acaba dificultando la pacificación del país, estimulando una parte de sus seguidores a realizar bloqueos en las carreteras brasileñas”.

La PRF está el ojo del huracán desde la celebración de la segunda vuelta de las elecciones el domingo, cuando desplegaron cientos de retenes provocando retrasos a los brasileños que iban a votar, sobre todo en la región nordeste, bastión político de Lula.


Más Noticias de esta sección