Aguas pluviales del aeropuerto de Riohacha ocasionan perjuicios en barrio aledaño

Los habitantes del sector están que se van a las vías de hecho, porque el aeropuerto no ha buscado una mejor forma de verter las aguas lluvias.

Municipio
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La evacuación de las aguas pluviales de la pista del aeropuerto Almirante Padilla del distrito de Riohacha, viene ocasionando perjuicio en uno de los barrios aledaños a esa terminal aérea, toda vez que no están conectadas a colectores pluviales ni llegan directamente al sistema de drenaje pluvial de la ciudad.

La técnica que vienen utilizando en este puerto aéreo, está causando molestias a moradores del barrio Aeropuerto de Riohacha, toda vez que las aguas de la pista son evacuadas por una cámara de aire localizada debajo de una vivienda y lanzadas a las calles, manteniéndolas inundadas por varios días.

Uno de los moradores, que prefirió omitir su nombre, indicó “la problemática se presenta cada vez que llueve, y para que deje de correr agua, pasan por ahí 10 días. Toda el agua que recogen de la pista, de aquel lado de la pista; toda la votan por ahí y demora la calle por bajito unos diez días para poder secar y volver a su normalidad nuevamente. Lo que queda es como un rio durante 7, 8 o 10 días, y eso trasciende por varias calles y carreras”.

Esta situación, además de ocasionar la inundación de las calles y carreras durante varios días, también en ocasiones logra anegar el interior de algunas viviendas, además de hacer rebozar los baños, dado que el alcantarillado no da abasto con tanta agua en ese sector.


Incómodos e inconformes están algunos de vecinos del aeropuerto Almirante Padilla de Riohacha, quienes resultan inundados por las aguas blancas que caen a la pista del terminal aéreo.

En un recorrido que se llevó a cabo por las calles afectadas, nos pudimos dar cuenta que el agua sale de la calle 33 con carrera 15 y llega a la calle 15 con carrera 29, exactamente hasta el establecimiento comercial conocido Donde Quille Pajará, afectando la movilidad y el paso peatonal a estudiantes y habitantes del sector.

La malla vial, también se ha visto comprometida, si se observa que un largo tramo de la carretera, se encuentra deteriorada por la acción que causa el agua, perjudicando de otra manera a los habitantes, porque los taxis no quieren prestar servicios en este sector, por el mal estado de las vías.

Los perjuicios no paran ahí, también se ven afectados porque de los tubos salen hacia las calles unos animales llamados anguilas de agua, “son como unas culebras babosas y grandes, esas cosas están causando pánico en la comunidad sobre todo en niños que pasan al colegio IPC en Las Tunas”, dijo otro habitante.

Estas personas indicaron encontrarse ya desesperados, y no han querido como comunidad afectar a los viajeros ni turistas al cerrar la avenida Aeropuerto, ni la calle 33; por lo que hacen un llamado a quien corresponda ya que han tratado de que desde la terminal aérea arreglen la situación, pero no ha habido respuesta alguna.

En busca del equilibrio periodístico, este medio trató de entablar comunicación con Ricardo Ortiz, gerente del Aeropuerto Almirante Padilla del distrito de Riohacha, pero fue imposible después de varios intentos telefónicos.



Más Noticias de esta sección