Bosque seco tropical en Dibulla se conserva con programa “Pagos por Servicios Ambientales”

Varias familias que habitan en inmediaciones de la cuenca del río San Salvador, en Dibulla, fueron vinculadas al programa “Pagos por Servicios Ambientales’, por lo que es una iniciativa que protege el medio ambiente y le ayuda a los campesinos recibir mejores ingresos.

Península
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Las especies y bosques restaurados representan un alto valor ecológico.

Doce familias que habitan en inmediaciones de la cuenca del río San Salvador, en Dibulla, fueron vinculadas al programa “Pagos por Servicios Ambientales’, por medio del cual recibieron un incentivo económico a la conservación, para reconocer las acciones y prácticas asociadas a la preservación y restauración del bosque seco tropical.

Así lo explicó Samuel Lanao Robles, director de la Corporación Autónoma Regional de La Guajira – CorpoGuajira-, quien detalló que la iniciativa hizo parte de un proyecto desarrollado en alianza con Petrobras y Más Bosques, “estos trabajos también contemplaron la reforestación con más de 250 plántulas, intercambio de conocimientos, seguimiento de especies forestales amenazadas y a árboles afectados por la tala selectiva; de igual forma se desarrolló un programa de formación orientado a minimizar los conflictos en el uso del suelo, para favorecer el mantenimiento y la generación de servicios ambientales”.

Por su parte, Manuel Manjarrez Altahona, coordinador de Ecosistemas y Biodiversidad de CorpoGuajira, indicó que “por medio de dicha estrategia, que tuvo una duración de cinco meses, se implementaron jornadas de formación en desarrollo forestal sostenible, identificación de plagas, enfermedades y especies nativas amenazadas del bosque seco”.


Las doce familias les corresponden sembrar los semilleros alrededor de la cuenca río San Salvador.

El funcionario señaló que las especies restauradas representan un alto valor ecológico, entre ellas sobresalen el cedro, caoba, caracolí, higuerón y camajón.

Isidro Melo, beneficiario del proyecto precisó que “esta experiencia me ha motivado mucho, me siento satisfecho por lo que se ha hecho y queremos seguir haciendo. Los incentivos recibidos han servido para sostenernos, apoyar a la familia, comprar herramientas para la finca o medicamentos para nuestros animales. Queremos que las comunidades de San Salvador, Palomino y Rionegro se sigan vinculando ya que esto es bienestar para todos”.

Cabe señalar que el programa Pagos por Servicios Ambientales, comprende un incentivo económico o en especie, para reconocer las acciones de conservación implementadas por propietarios, poseedores u ocupantes de predios, por las acciones de preservación y restauración en áreas y ecosistemas estratégicos, mediante la celebración de acuerdos voluntarios entre los interesados y beneficiarios de dichos servicios ecosistémicos.

 



Más Noticias de esta sección