Lo que se sabe sobre Ómicron, la nueva variante proveniente de África

Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Además de ser potencialmente más contagiosa, poco se conoce sobre esta nueva variante africana; sin embargo, se sigue extendiendo por todo el mundo.


Una nueva variante del coronavirus potencialmente más contagiosa, se sigue extendiendo por el mundo tras notificarse su epicentro en el sur de África y con un nuevo cierre de fronteras cada vez más generalizado. Se trata de la variante B.1.1.529, conocida como Ómicron e identificada como de preocupación por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la cual poco se conoce hasta el momento.

¿Qué es?

La Red para la Vigilancia Genómica en Sudáfrica (NGS-SA) fue alertada el pasado 22 de noviembre por un grupo de virus relacionados, denominado B1.1.529, con una frecuencia relativa mayor al 70% de los genomas secuenciados. Esta variante tiene unas propiedades biológicas, entre ellas, más de 30 mutaciones en la espiga que podrían conferir mayor transmisibilidad. No obstante, los expertos aseguran que, por el momento, sobre esta variante hay más preguntas abiertas que certezas. El incremento de la transmisión en una de las provincias de Sudáfrica sugiere mayor transmisibilidad, pero hasta el momento esos resultados no son concluyentes, mucho menos se conoce si es más severa, debido a que los datos preliminares obedecen a muestras pequeñas y no son consistentes entre sí.

Los expertos resaltan que tampoco se sabe si puede llegar a evadir la respuesta inmune, aunque estas mutaciones generen ciertamente esta preocupación. Lo más probable es que, como lo ha sido con las demás variantes, las vacunas sigan siendo en una gran medida efectivas contra esta nueva variante, como lo han sido con otras.

¿Es peligrosa?

La OMS advirtió que esta nueva variante africana representa un riesgo "muy alto" a nivel mundial y mencionó que un aumento de casos puede plantear demandas abrumadoras para los sistemas de atención de la salud y conducir a un incremento de la mortalidad. “Si se produce otro aumento importante de casos de COVID-19 impulsado por ómicron, las consecuencias pueden ser graves", indicó la organización en un informe técnico divulgado a sus miembros.

Para saber si es más peligrosa habría que ratificar los análisis preliminares del organismo, que apuntan a que conlleva un mayor riesgo de reinfección y transmisión, pero esto no implica que sea más peligrosa. Para comprobarlo será necesario que inevitablemente más gente se infecte y seguir su evolución. En Sudáfrica, la doctora que descubrió la nueva variante, Angelique Coetzee, dijo que los pacientes a los que ha tratado presentan síntomas muy leves y que hasta ahora no han requerido hospitalización.

Suspensión de vuelos y cierre de fronteras

Tras Israel, que fue el primer país del mundo en imponer un estricto cierre de fronteras para blindarse ante la ómicron, de la que ya hay dos casos confirmados en dicho país, un buen número de Naciones se ha ido sumando a la decisión de aplicar criterios restrictivos de acceso, sobre todo para los viajeros procedentes del sur de África.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, considera que la variante ómicron "es motivo de preocupación, pero no de pánico", por lo que aseguró que los expertos no consideran que sean necesarias "medidas adicionales" en el país; sin embargo, ha impuesto restricciones a los viajeros procedentes de Sudáfrica y otros siete países del sur del continente africano.

Asimismo, La Unión Europea (UE) también recomendó a sus 27 naciones integrantes anular ingresos de personas del sur de África. En Europa primer país en blindarse fue Reino Unido, luego otros países como Rusia, Suiza, Arabia Saudita y Chipre, siguieron sus pasos. Además, Filipinas, Emiratos Árabes Unidos, Jordania y Marruecos también anunciaron prohibiciones.

Por otro lado, las autoridades sanitarias de Chile anunciaron que prohibirán a partir del 1 de diciembre el ingreso viajero que provengan de siete países del sur de África por precaución ante el avance de la variante de covid-19 ómicron. Estados Unidos, Canadá, Brasil, Argentina y Guatemala fueron los últimos en restringir viajes desde allí.

Países restringidos

Los afectados por la restricción serán todos los extranjeros no residentes que hayan estado en Sudáfrica, Zimbabue, Namibia, Botsuana, Lesoto, Esuatini y Mozambique en los 14 días anteriores a su viaje a Chile.

Los expertos señalan que, para hablar de niveles razonables de inmunidad, más de un 80% de la población mundial debe recibir el esquema completo de vacunación.

10% es la cifra de la población total de África que ha recibido al menos una sola dosis, según Our World in Data.

Posición de Colombia

En Colombia se reforzaron las medidas de vigilancia epidemiológica, genómica, rastreo de contactos, identificación de casos sospechosos en viajeros provenientes del sur de áfrica y en todos aquellos países donde Ómicron pudiera llegar a expandirse, según el Ministerio de Salud.

Por su parte, el presidente Iván Duque aseguró que todos los viajeros provenientes de África deberán realizar un aislamiento preventivo en el país tan pronto presenten síntomas respiratorios. “Debido a circulación de variantes africanas revisamos con Comité Epidemiológico y decidimos que las personas que estuvieron en África, los últimos 15 días, deberán reportar y aislarse. Desde ese continente no hay vuelos directos al pais y en naciones de tránsito hay restricciones”, dio a entender el mandatario en su cuenta de Twitter.

Asimismo, aclaró que, "cualquier pasajero procedente del África que venga a nuestro país tendría que hacer tránsito o por los Estados Unidos o por Europa o por el Brasil. Esos países ya han impuesto restricciones, razón por la cual esa medida tiene un elemento de protección adicional para nosotros”.


Más Noticias de esta sección